Pasar al contenido principal
Atravesó la puerta de su coche

Herido un conductor en Cantabria por una bala perdida

Un hombre de 42 años resultó herido leve después de que una bala perdida, procedente de una cacería que se estaba desarrollando a 300 metros, en el monte La Miña de Cabuérniga (Cantabria), le rozara levemente en el tórax.
disparo-liebana-M Asi impacto la bala perdida en el coche.

El accidente se produjo a las dos y cuarto de la tarde de ayer, domingo, cuando el hombre conducía su vehículo  por la carretera CA-280, a la altura de Selores, y de manera inopinada un proyectil impactó en la puerta de su lado, perforó la carrocería y se alojó en la parte superior del respaldo del asiento.

El azar quiso que la bala apenas rozara el tórax del piloto, que fue atendido por la UVI móvil (SVA) del 061 de Torrelavega y trasladado en ambulancia al Hospital Sierrallana de Torrelavega. El hombre entró en el servicio de urgencias "muy nervioso", todavía con el susto encima, según fuentes próximas al caso, y fue dado de alta tras recibir una primera cura. El accidente pudo haber sido más grave ya que en el turismo siniestrado se encontraba también la esposa del conductor y sus dos hijos menores, que viajaban en los asientos traseros.

Efectivos de la Guardia Civil permanecieron varias horas en el lugar del siniestro para tratar de recomponer lo que había ocurrido. Enseguida comprobaron que la bala perdida procedía del monte La Miña, donde la cuadrilla capitaneada por Fernando González Fernández, conocido por 'Titi', de Ruente, trataba de dar caza a varios ejemplares de jabalí.

Según fuentes de la investigación, los cazadores se encontraban a "unos 300 metros" de distancia del punto del siniestro. Los agentes no tuvieron dificultades en identificar al autor del disparo porque los monteros se mostraron "totalmente colaboradores". Sólo uno de ellos había disparado su rifle en ese momento por lo que admitió ser el autor del disparo, un experimentado cazador de 87 años. De momento, la Guardia Civil ha abierto diligencias dado que se ha producido una lesión con arma de fuego. La Ley de Caza establece una zona de seguridad de 50 metros a la carretera y la obligación de cazar de espalda a la vía.

(Fotos: Javier Rosendo. El Diario Montañés).