Pasar al contenido principal
que confesó ante los agentes y se puso a disposición judicial

La Guardia Civil detiene a un furtivo en Tortosa "con las manos en la masa"

El hombre tenía varias jaulas instaladas con jilgueros dentro como reclamo y redes abatibles al rededor, con las que capturaba más aves, como verderones comunes y verdecillos.

Todo ocurrió en el paraje conocido como partida Bítem, del término municipal de Tortosa, a finales de la semana pasada. Una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, durante una de sus patrullas localizó una red abatible colocada y dispuesta, al rededor de la cual había ubicada a modo de reclamo, varias jaulas en las que había dos jilgueros vivos. 

En las inmediaciones del lugar donde estaba instalada la red, los agentes localizaron a una persona que tenía en su poder 3 jaulas que contenían dos ejemplares de jilguero (Carduelis carduelos), dos ejemplares de verderón común (Carduelis chloris) y un ejemplar de verdecillo (Serinus Serenus), previsiblemente capturadas horas antes ya que se encontraban en perfectas condiciones de vitalidad y sin anillado identificativos.

Una vez identificada la persona, habiendo reconocido que tanto la red abatible como las jaulas eran de su propiedad y que carecía de ningún tipo de autorización, se procedió a la toma de declaraciones como investigado por un presunto delito contra el medio ambiente y la fauna. Los ejemplares capturados fueron liberados de nuevo a su hábitat y los utensilios de captura pasaron a las dependencias de la de la Guardia Civil de Tortosa, para ponerlas a disposición del Juzgado.