Pasar al contenido principal
en Cimanes de la Vega, León

Dos furtivos acaban atrapados en un charco cuando intentaban huir de la Guardia Civil

Los dos hombres que se saltaron el confinamiento, portaban rifle y abundante munición, y cuando vieron la patrulla intentaron darse a la fuga pero quedaron atrapados en un charco de enormes dimensiones.
El coche en el que huían los furtivos, atrapado en el charco. El coche en el que huían los furtivos, atrapado en el charco.

Las lluvias tan abundantes de estos últimos meses, no solo han servido para devolver la vida al campo y paliar los efectos de las sequías de los pasados años, sino que además han contribuido a atrapar a dos furtivos mientras intentaban darse a la fuga en un pequeño todoterreno. El enorme charco que se había formado en el camino vecinal por el que huían los delincuentes, sirvió como trampa para estos. 

Los hechos ocurrieron en Cimanes de la Vega, León, cuando una patrulla de la Guardia Civil localizó un vehículo sospechoso en uno de los caminos de tierra. Al intentar darles el alto, los dos hombres del todoterreno emprendieron la huida intentando darse a la fuga, pero el charco del camino puso fin a la persecución. Los agentes registraron el vehículo y encontraron un rifle, munición y diferente material para su cometido. 

Los dos detenidos han sido puestos a disposición judicial y se enfrentan a penas por varios delitos: uno por atentar contra la normativa de caza, otro por resistencia a la autoridad y un tercero por saltarse el confinamiento propio del estado de alarma. Hechos que serán juzgados por juzgado de guardia de la Bañeza.