Pasar al contenido principal
el municipio donde se han registrado más actuaciones ha sido Hornachuelas con 103

Finaliza la ‘Operación Sierra’ con 3 detenidos por furtivismo y 738 actuaciones

La Guardia Civil de Córdoba ha finalizado la campaña de la temporada de caza, en la que han inspeccionado 151 cacerías de las 607 autorizadas, 273 controles y un total de 738 actuaciones.
Material incautado por el Seprona en una de las actuaciones de la Operación Sierra. Material incautado por el Seprona en una de las actuaciones de la Operación Sierra.

La temporada de caza ha tocado a su fin y con ella, ha finalizado la ‘Operación Sierra’, una campaña especial llevada a cabo por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, en la que se ha velado por el correcto cumplimiento de la normativa y se ha luchado contra los delitos de furtivismo en la provincia de Córdoba. 

Los agentes del Seprona han efectuado un total de 738 actuaciones, entre las que se encuentran las inspecciones de un total de 151 monterías y ganchos, de las 607 autorizadas que había. Además, los agentes han organizado 273 controles en los que se exigía la identificación tanto de vehículos como de personas y la correspondiente comprobación de los permisos y documentos en vigor en el caso de que transportaran armas. 

Entre controles e inspecciones, la Benemérita ha denunciado 252 infracciones administrativas y los municipios donde han realizado mayor número de actuaciones, han sido Hornachuelos con 103 en total, Villaviciosa de Córdoba con 45, Córdoba con 37 y Carcabuey con 28. 

Tres personas detenidas

Desde el punto de vista penal, se instruyeron un total de cuatro diligencias por la comisión de dos delitos de tenencia ilícita de armas, un delito de furtivismo y un delito relativo a la protección de la flora y la fauna, vinculados con episodios de furtivismo, procediéndose a la detención o imputación de tres personas por dichos hechos.

Como consecuencia de esta actividad ilegal penal o infractora se han intervenido cinco armas de fuego (dos rifles y tres escopetas), un silenciador, diversa munición, dos focos, varios cuchillos; tres ciervos y un jabalí, todo ello puesto a disposición de la Autoridad Judicial y de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a espera de la instrucción de los respectivos expedientes sancionadores o diligencias.

Denuncia, es tu obligación 

En el caso de ser conocedor de prácticas ilegales o de la comisión de delitos de furtivismo, todos los cazadores deben poner de inmediato este conocimiento en manos de la Guardia Civil o el Seprona, para que comiencen cuanto antes las diligencias que permitan erradicar este tipo de prácticas. El furtivismo es una lacra que nos arrastra a todos los cazadores, al mismo saco de delitos contra la fauna y la flora. 

El cazador es sin duda el ciudadano de hoy en día, junto a ganaderos y agricultores, que más de cerca vive la realidad del campo día a día. Por eso es fundamental, que todos los cazadores siguiendo los principios éticos y morales que han regido esta actividad desde el comienzo de los tiempos, sean parte activa y fundamental en la lucha contra el furtivismo y los delitos contra la fauna.