Pasar al contenido principal
En Monfragüe y el entorno de Cáceres

Extremadura permite repetir manchas para monterías y duplica los precintos de jabalí

La Junta ha autorizado esta medida en las fincas con superficie en el interior del Parque Nacional de Monfragüe y los cotos correspondientes al entorno periurbano de la ciudad de Cáceres, debido a la sobrepoblación de especies.
Extremadura permite repetir manchas para monterías y duplica los precintos de jabalí Jabalí, (Sus scrofa).

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, ha publicado este 25 de noviembre, la Resolución de la Dirección General de Política Forestal, por la que se modifica la Resolución de 2 de octubre de 2017, de la Dirección General de Medio Ambiente, por la que se declara emergencia cinegética por motivos de protección del medio natural y sanidad animal en el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Las nuevas medidas

El documento entrará en vigor al día siguiente de su publicación, es decir, el 26 de noviembre y según aparece reflejado en él:

  • En los cotos relacionados en el anexo II (en el documento adjunto en esta información), correspondientes a fincas con superficie en el interior del Parque Nacional de Monfragüe, así como en los cotos relacionados en el anexo III, correspondientes al entorno periurbano de la ciudad de Cáceres, se podrá repetir manchas para las modalidades de montería, batida y gancho exclusivamente para abatir jabalí. 
  • Igualmente, para los cotos relacionados en el anexo II, con terrenos incluidos en el Parque Nacional de Monfragüe, el número de precintos de jabalí se duplicará y las modalidades de rececho, aguardo o espera de jabalí en partes abiertas de caza mayor se podrán practicar hasta el 31 de marzo.

DOE

Superpoblación y jabalíes urbanos

Mediante estudios del estado de las poblaciones de ciervo y jabalí en el Parque Nacional de Monfragüe y áreas limítrofes, se ha constatado que la población de jabalíes no sólo va en aumento, sino que en ese entorno adoptan una dinámica de desplazamientos entre el parque y zonas limítrofes en busca de alimento que puede redundar en riesgos de accidentes de tráfico, riesgos para la sanidad animal, y en comprometer el buen estado de conservación de las formaciones vegetales de este singular paraje, por lo que se hace recomendable proponer actuaciones en la periferia del Parque Nacional, que contribuyan a ejercer el control poblacional necesario en esa área.

De forma similar viene sucediendo en el entorno periurbano de la ciudad de Cáceres, caracterizado por la existencia de formaciones vegetales que favorecen el refugio y encame de jabalíes, que cada vez más, se acercan a áreas urbanas en busca de alimento.