Pasar al contenido principal
Durante una espera en Murcia

Estrena su rifle cazando un magnífico jabalí de casi 130 kilos

Un estreno soñado. Así podría definir Carlos Pastor la reciente jornada de caza donde cobró un magnífico jabalí de casi 130 kilos. Era la primera vez que este joven murciano disparaba con el rifle y lo hizo de la mejor forma posible.
Jabalí 130 kilos Carlos Pastor junto al tremendo jabalí que abatió en espera.

Carlos Pastor Espinosa es el afortunado cazador que protagoniza esta historia. Junto a un par de compañeros, este joven murciano salió el viernes 1 de noviembre de espera, sin saber que la jornada culminaría a lo grande. 

El Día de Todos los Santos, el chico estrenaba además su rifle Benelli Argo 300. El lugar del aguardo era un cota privado cerca de la localidad de Fuente Librilla, provincia de Murcia, a las faldas de Sierra Espuña.

Alrededor de las ocho de la tarde, Carlos salió con sus amigos hacia el monte con buena dosis de ilusión. Más de cinco horas después, sobre la 1 y media de la madrugada, comenzó a escuchar algunos ruidos entre los olivos y las ramas. Con cautela, el cazador montó el trípode y se dispuso a buscar el cochino. Lo localizó comiendo cerca de unos almendros. Según nos cuenta, “venía del río de bañarse”.

 

Jabalí 130 kilos

La espera y la paciencia habían merecido la pena. Ante él, un buen marrano que, además, presentaba unas magníficas defensas. El compañero de cacería le cedió a Carlos el honor de disparar para que pudiera estrenar el rifle. Lo dicho, un estreno soñado, ya que el jabalí cayó del primer tiro. “Lo abatí a uno 80 o 100 metros”, explica Carlos Pastor a Cazavisión.

Finalmente, el jabalí pesó cerca de 130 kilos, concretamente 127. El joven aún está a la espera de la medición. Requiere su tiempo, puesto que además de la tablilla, Carlos disecará la cabeza del ejemplar para conservar un buen recuerdo de este singular abate.

Puede ser plata 

No obstante, se puede atisbar algo del trofeo. Cuenta que un amigo más ducho en la materia le ha explicado que podría ser perfectamente “plata”. Es arriesgado aventurarse, aunque a tenor de las fotos que acompañan estas líneas tiene debería ser medalla sobrado, el guarro tiene unas buenas amoladeras y asoman cerca de 10 centímetros de colmillo.

 

Jabalí 130 kilos

Carlos nos reconoce que aunque disfruta mucho de la caza mayor, este año se está decantando por la menor y ha participado ya en algunas jornadas. Es más, se trata del primer jabalí que cobra esta temporada. No obstante, como él mismo afirma en sus redes, nunca olvidará este buen día de caza con sus compañeros.