Pasar al contenido principal
en la la isla de Haringvreter, en países bajos

Esterilización de hembras en vez de caza para controlar poblaciones de gamo

Es la medida propuesta por los veterinarios de una reserva natural, que han pedido permiso para esterilizar gamas en vez de permitir su caza cuando aumente mucho su población.
Esterilización de hembras en vez de caza para controlar poblaciones de gamo Gamos, (Dama dama).

Gamos, veterinarios y cazadores, protagonizan un debate en Países Bajos, por la gestión de las poblaciones de los primeros en una reserva natural de la isla de Haringvreter. Los veterinarios proponen esterilizar a las gamas, cuando las poblaciones comiencen a crecer demasiado para evitar que se reproduzcan y los cazadores, como es natural, proponen la cinegética para el control de machos y hembras. 

Hasta ahora, la caza -aunque en su mayor medida realizada por los guardas profesionales de la reserva-, ha sido el método de control de la especie en la reserva. Pero un grupo de veterinarios ha pedido permiso para esterilizar a las hembras y terminar con la caza en la reserva. 

La propuesta de Peter Klaver, miembro del equipo partidario de la esterilización, costaría una fortuna ya que tendrían que “disparar a unos 30 metros y luego recogerlo y operar”. Además para operar “necesitamos un centro veterinario al aire libre para trabajar”, y todo ello para que, como ocurriera con las hembras de jabalí de “castradas” en Cataluña, luego no funcionara y siguieran reproduciéndose. 

Es además una medida que ahora mismo, dada la situación de la población de gamos de la reserva, resultaría completamente ineficaz. “Hay cerca de 600 gamos en unas 90 hectáreas, y es mejor gestionar la natalidad que acabar con ellos. Piense que la cifra ideal para este terreno es de 150, de modo que sobran 450”, admitía Klaver, dejando a la luz las lagunas de su plan. ¿Qué pretende hacer con los 450 animales que sobran, si no es la caza?