Pasar al contenido principal
Ha ocurrido en Autol (La Rioja)

Detenidos dos hombres furtiveando por la noche desde su vehículo

La Guardia Civil pilló a los furtivos en plena acción. Uno de ellos, al verse sorprendido emprendió la huida con el rifle en la mano y cargado, aunque desistió a los pocos minutos y acabó detenido.
Furtivos Autol Material intervenido a los dos hombres por la Guardia Civil.

Este nuevo golpe al furtivismo ha tenido lugar recientemente en un acotado del municipio de Autol, en La Rioja. Durante un servicio nocturno para prevenir este tipo de delitos, los agentes del Seprona divisaron una pick-up Ford Ranger que circulaba a escasa velocidad por un camino fareando el terreno. Se servían de las luces que el coche llevaba instaladas en el techo.
 
El conductor del coche, al notar la presencia de la Guardia Civil y verse sorprendido, abandonó a su compañero y salió corriendo con el rifle en la mano “municionado y dispuesto para su uso”. Pero según ha detallado la Benemérita, desistió de su huida a los “pocos minutos”.

 

Furtivos Autol

Tras ser detenidos ambos delincuentes, los agentes del Seprona registraron el coche. Según ha detallado el Instituto Armado en una nota de prensa, en el interior hallaron munición, dos binoculares, dos linternas de largo alcance y otras dos de cabeza. A ello hay que sumar el rifle con el visor montado que el furtivo portaba.

Todo el material fue intervenido y se tramitó una denuncia contra ambos furtivos por una infracción “muy grave” al artículo 81.1 de la Ley de Caza de La Rioja. Este punto hace referencia al “transporte de armas u otros medios listos para su uso de noche auxiliándose con los focos de un vehículo a motor o con cualquier otro dispositivo que emita luz artificial o facilite la visión nocturna”.


Los dos hombres, de nacionalidad española y de 39 y 53 años de edad, son vecinos de Aldeanueva de Ebro y Autol, ambos munipios de La Rioja. Se enfrenta ahora a penas de multa de 3.001 a 60.000 euros, retirada de la licencia e inhabilitación para obtenerla durante un plazo comprendido entre tres años y cinco años.

El arma, la munición y el visor han sido depositados por los miembros del Seprona en la Intervención de Armas de Guardia Civil en Calahorra. Por su parte, los binoculares y las linternas han sido puestos a disposición de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica del Gobierno de La Rioja.