Pasar al contenido principal
El Seprona ha llevado a cabo varias operaciones en la provincia de Ávila

Detenido un furtivo en Gredos con la cabeza de un macho montés

El furtivo fue detenido en Gredos cuando llevaba en la mochila un trofeo de macho montés "sin autorización ni precinto que acreditara su identidad". Además, en otras zonas de la provincia de Ávila ha habido varios casos más de furtivismo.
Detenido un furtivo en Gredos con la cabeza de macho montés Cuerpo del macho montés decapitado por furtivos en Gredos.

La Guardia Civil ha detenido a varias personas acusadas de furtivismo en diversos lugares de la provincia de Ávila. Unas actuaciones que se enmarcan dentro de la denominada "Operación Red-Dot", y que se han desarrollado en la Sierra de Gredos y en la comarca de La Moraña. En total, han sido intervenidas siete armas de fuego y una cabeza de macho montés.

Pillado en Gredos con un trofeo de macho

La primera detención ha tenido lugar en la zona de Gredos. En julio, un guarda de la zona extremeña de la Reserva de Caza alertó a la Guardia Civil de la presencia de posibles furtivos armados que se dirigían hacia el límite de la provincia de Ávila, en dirección a la Reserva Regional de Caza de Gredos.

Alertados, los agentes se pusieron en marcha y lograron interceptar a un hombre que llevaba en su mochila un trofeo de macho montés. No poseía ni autorización ni precinto que acreditara su identidad, por lo que fue detenido. Poco después, otro hombre fue localizado con dos rifles. Según relata la Guardia Civil, los indicios indicaban que estar armas pudieron haber sido utilizados para "dar muerte al animal".

Tirada ilegal en La Moraña

Ya en septiembre, mientras la Benemérita realizaba acciones de vigilancia en la comarca de La Moraña, los agentes observaron cómo varios hombres tiraban tórtolas y palomas. Una vez que fueron identificados, se les requirió la documentación. Los furtivos no poseían ningún tipo de autorización ni el permiso de armas correspondiente. Además, habían dejado la zona llena de las vainas de los cartuchos.

En la operación se intervinieron cuatro escopetas y siete reclamos, y los hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades competentes.

Otro furtivo detenido en Gredos

La tercera acción tuvo lugar en Gredos. El Guarda Mayor de la Reserva tuvo conocimiento de la posible presencia de cuatro furtivos que se estaban moviendo por la vertiente norte del macizo, donde se habían hallado "cadáveres decapitados de machos de cabra montés".

Se emprendió la vigilancia y el celador, junto con los agentes, logró identificar a uno de los hombres. Carecía de autorización y portaba un rifle, navajas, serrucho para el corte del trofeo, munición y visor. El furtivo fue detenido y los hechos se pusieron también en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, de la Fiscalía y del juzgado competente.