Pasar al contenido principal
en Castilla-La Mancha

Cazan un venado con cinco patas: la quinta le crecía del cuello

Pocas veces se ven cosas tan peculiares como este venado, al que le crecía una quinta pata desde lo alto del cuello, que caía por el lomo con una pezuña de 30 centímetros de largo.
Cazan un venado con cinco patas: la quinta le crecía del cuello Venado con cinco patas abatido en El Rosario.

Se trata de una de esas cosas peculiares y casi inexplicables, que ocurren en la naturaleza y de las que pocas veces escuchamos hablar. En una finca privada ubicada en Castilla-La Mancha, cerca de Almadén, un montero abatió un precioso ejemplar de venado en una montería. Para su sorpresa, cuando llegó al animal, observó una peculiar malformación que pocas veces (o ninguna) vamos a volver a ver.

El venado, (Cervus elaphus), tenía una quinta pata que le crecía del cuello y caía sobre la paletilla, con una uña que al no tener desgaste, había crecido impresionantemente hasta superar los 30 centímetros. Fuere o no el trofeo más grande de la junta, sin duda fue el que acaparó todas las miradas. 

venado cinco patas

Ocurrió en una montería en el El Rosario en el año 2016, nos cuenta José María Finat -propiedad de la finca-, quien nos ha hecho llegar las imágenes a la redacción. El fotógrafo de fauna silvestre nos asegura que ni antes ni después, han vuelto a observar ninguna malformación semejante. 

La “polimelia”

vaca seis patas

Aunque parezca inexplicable, este fenómeno del quinto miembro sí tiene explicación. La “polimelia”,  (del griego πολυ- [‘muchos’] más μέλος, [‘miembros’]), es una malformación congénita por la que el individuo tiene un número de miembros mayor del normal. Se ha observado más frecuentemente en el ganado doméstico, en bueyes y ovejas, pero en fauna silvestre y más concretamente en ciervos, es muy poco común. 

Hemos consultado al veterinario cinegético José Luis Arroyo Cid, quien nos ha explicado que en definitiva, este tipo de malformaciones son "debido a roturas cromosómicas por problemas de consanguinidad", y aunque las causas "de esta malformación no se conocen con exactitud", se cree "puedan ser multifactoriales. Entre las hipótesis que hay pueden ser: presencia de roturas en los cromosomas de la especie, factores hereditarios y/o cruzamientos".