Pasar al contenido principal
En la región de Molise (Italia)

Cazan un tremendo jabalí de más de 200 kilos

Pocos jabalíes de este porte se recuerdan en la región italiana de Molise, donde ha sido cazado. Un tremendo ejemplar de 205 kilos que ha sido abatido en una zona afectada por la sobrepoblación.
Jabali 200 kilos El afortunado cazador con el jabalí recién abatido.

Durante este pasado fin de semana, un cazador abatió un tremendo jabalí de 205 kilos de peso en los bosques de Bagnoli del Trigno, un municipio de la región de Molise, en Italia. Según han citado las fuentes y medios del lugar, es una captura de auténtico récord en esta zona y no se tiene constancia de un abate similar.

En el citado entorno, los daños que los jabalíes, así como las incursiones en entornos urbanos, están a la orden del día. Como queda patente, el problema de la plaga de guarros no solo afecta a nuestro país.

Los vecinos y afectados de esta zona no solo alertan sobre la gran presencia de suidos, sino también del descomunal tamaño que tiene algunos de ellos. Este singular abate del pasado fin de semana durante una batida es un claro ejemplo.

Avistamientos

El medio il Quotidiano del Molise recoge las declaraciones de algunos vecinos de la ciudad vecina de Isernia. Aquí, muchas personas señalan haber visto varias piaras de jabalíes en carreteras, rotondas y paseos al lado de las casas particulares. 

"Son una presencia constante", explican los afectados. Cada noche, los guarros regresan a los entornos urbanos y provocan daños en los jardines de las viviendas.

Jabalíes de 200 kilos

En los últimos tiempos, en este medio hemos recogido algunas otras capturas similares a la de Molise, donde los ejemplares rondaban o incluso superaban los 200 kilos.

En septiembre, un soberbio jabalí blanco con más de 186 kilos era capturado en Estados Unidos. En este caso, la acción fue obra de una empresa especializada en la captura mediante trampeo. En poco tiempo, las imágenes causaron sensación en las redes.

Un tiempo antes, en abril, informábamos sobre la increíble aventura de Miguel, un aficionado español que cazó cinco monstruosos guarros en Turquía. Marranos de más de 200 kilos y unas navajas sin parangón, que narramos una entrevista y que podéis recordar aquí.