Pasar al contenido principal
EN LA MEDICIÓN DE LA TAXIDERMIA HA DADO 138,35 PUNTOS

Cazan en Navarra el posible récord de España de jabalí

En un coto social de Navarra se ha abatido un descomunal jabalí que podría batir el récord de España de la especie, superando hasta en un punto y medio al que ha sido durante 35 años récord nacional.
El animal fue cazado durante la batida en el coto social del pueblo. El animal fue cazado durante la batida en el coto social del pueblo.

Hay pocos adjetivos que puedan describir bien el monstruoso trofeo abatido por Francisco Javier Rández, cazador navarro de la cuadrilla ‘Los Falis’, en un coto social del paraje de Molengo, en Cintruénigo (Navarra). El lance de gracia tuvo lugar el pasado día 4 de enero, durante una batida organizada en el coto del pueblo y, como hemos podido saber a través de José Juan Lavilla, presidente de la Junta de Homologación de trofeos de Navarra y vicepresidente de la Federación Navarra de Caza, “el jabalí le entró al cazador a unos 50 metros a trote cochinero, sin prisa, sin preocuparse por los perros”. 

Cazador y jabalí

El propio Francisco Javier Rández, comentaba que "fue un disparo muy certero" por lo que "no hizo falta remate ni nada". Sin duda toda una suerte y buen hacer del montero, que con su rifle FN modelo Salt del calibre 30.06, culminó un lance con el que a partir de ahora, soñarán muchos cazadores. Hemos podido hablar también con Javier Domínguez Melero, propietario de la Taxidermia Alhama, que ha sido la persona encargada de la preparación del trofeo y quien nos aseguraba que “si no bate el récord, yo estoy casi seguro que entre los tres o cinco primeros si va a estar”. 

Especializado en la inmortalización de toros de lidia, pero con un amplio bagaje en la naturalización de trofeos de caza, Javier nos aseguraba que “yo nunca he visto nada igual en mi vida”. Tal es así, que el revuelo organizado por el monumental trofeo ha hecho que muchos cazadores de la zona peregrinasen hasta su taller “con tal de verlo con sus propios ojos”. 

colmillos jabalí

La primera medición realizada en la taxidermia, otorgaba al trofeo 138,35 puntos, lo que significa que con esa puntuación, superaría en 1,4 puntos al actual récord de España de jabalí, abatido en 1983 por Tomás Higuero de Juan en Palomares San Simón y que ha ostentado el récord durante 35 años imbatible con sus 136,95 puntos. Se trata de un trofeo descomunal que sin duda va a dar mucho que hablar esta temporada, con sus 3,2 centímetros de ancho en uno de los colmillos y 3,15 en el otro.

En un principio iba a ser la Junta de Homologación de Navara la encargada de otorgar la medición oficial a este posible nuevo récord, pero dadas las dimensiones del trofeo se ha tomado la resolución de que los colmillos viajen a Madrid para su medición en la Junta de Homologación de trofeos de la capital. Además, como hemos sabido gracias a Javier, sería la propia familia del cazador la encargados de llevar hasta allí el trofeo. 

jabali

“El trofeo es… enorme”, añadía Lavilla durante la entrevista telefónica, haciendo una breve pausa intentando encontrar la forma de describir el animal. “Los colmillos no son muy largos, pero son anchísimos, tienen un color muy bueno y tiene unas amoladeras de ensueño. Es espectacular, impresionante, no le hacen justicia las fotos para cómo es en realidad”, relataba Lavilla añadiendo entre risas que, tras tener en sus manos los colmillos del sensacional jabalí, al llegar a su casa “todas mis tablillas me parecían pequeñas”.

Cuadrilla de caza

La batida de 5€ por cabeza

“Este tipo de caza es todo sentimiento de grupo, todo lo que matamos se reparte entre la cuadrilla”, son las emotivas palabras de José Antonio Martínez, responsable de caza mayor del coto en el que fue abatido el inmenso jabalí. Hemos tenido el privilegio de hablar con él y hemos descubierto que para estos cazadores navarros, lo de menos es el trofeo. Para ellos lo importante es que “lo estamos haciendo chorizos y los repartiremos entre toda la cuadrilla”.

Sin duda son un ejemplo de los valores reales de la venatoria. “Es el único jabalí que hemos matado en toda la temporada, nadie se lo esperaba y la gente no era consciente del tamaño que tenía cuando se mató”, nos cuenta, y entre risas confiesa que “en los últimos 15 años, hemos cazado 14 en total”. En el coto son 150 socios, de los cuales a la mayor solo van 30 y a las batidas en concreto, nunca son más de 14 o 15 personas, poniendo cada uno 5€ que le dan al que lleva los perros para su mantenimiento. Eso sí, afición y entusiasmo todo el del mundo. 

medición jabalí

“El cazador es muy tímido y no quería homologarlo, de hecho decía que el jabalí no era suyo, que era de todos porque era el resultado de la acción cinegética de toda la cuadrilla”, relata José Antonio todavía un poco incrédulo por la suerte que han tenido. Una lección de compañerismo en la caza magistral la del cazador sin duda, que ya ha llevado el cuerpo del animal a la carnicería “y lo están haciendo chorizos”. 

El lance del monstruo 

José Antonio nos ha relatado el lance que marcará un antes y un después en la historia de su cuadrilla, y casi con toda seguridad en la de los grandes trofeos de jabalí de este país. “Ese día cazábamos 10 personas en total, 7 en puestos y los 3 que se meten con los perros a batir. El coto tiene muy poquito monte, es un cerro ovalado, con la parte de arriba plana. Lo de arriba es un llano sin arboles y primero se caza la umbría, para luego pasar a la solana. El otro día cuando los perros estaban terminando de cazar la umbría, se liaron con los corzos y los zorros, montaron un escándalo de ladras y se ve que el jabalí, escondido en un barranco de la solana los barruntó y decidió salirse de la mancha. Fue entonces cuando le entró al primer puesto, que estaba colocado en el paso del barranco a otra vaguada contigua. El cazador pudo dispararle con su escopeta, pero falló los tiros y el animal se descolgó hacia abajo.

amoladuras

Nos íbamos avisando y dijeron por el chat que había salido un jabalí enorme. Al ratito le entró por el puesto a Javier, que estaba colocado en un camino que corta la ladera y le pegó un tiro en el cuello perfecto y se quedó en el sitio. En seguida empezaron todos a celebrarlo por el chat diciendo que venga, que ya han matado un jabalí para los chorizos. Lo sacaron del monte, se hicieron fotos y yo llegué allí cuando ya tenían el jabalí sin piel. Iban a cortarle el morro con un hacha y fue cuando me di cuenta del tamaño tan exagerado que tenían los colmillos. 

taxidermia

Entonces hablé con el cazador, con Javier y le dije que me lo llevaba yo para cocerlo y preparárselo. Cuando le saque los colmillos, llamé a la taxidermia antes de dárselo al cazador y en el momento que vino el taxidermista y lo midió, llamé a Javier y le dije que ese jabalí merecía la pena homologarlo y le convencí. Ahora nos mandamos todo el rato las noticias que van saliendo porque claro, no estamos acostumbrados a esto y nos hace muchísima ilusión. Aunque ya te digo, con cualquier cosa nos conformamos”.