Pasar al contenido principal
tras la prohibición del silvestrismo

Cazadores franceses toman las calles hartos de ataques animalistas y las traiciones del Gobierno

Este sábado más de mil cazadores -entre los que estaba la influencer Johanna Clermont, con quien hemos hablado en exclusiva-, han salido a manifestarse contra Macron, que ha dado la espalda al mundo rural y abrazado al animalismo radical.
Cazadores franceses toman las calles hartos de ataques animalistas y las traiciones del Gobierno Cazadores franceses toman las calles hartos de ataques animalistas y las traiciones del Gobierno

Más de mil cazadores franceses salieron a las calles a manifestarse este sábado en la localidad de Prades (Francia), más concretamente en la ciudad del Primer Ministro francés, Jean Castex, para protestar por la prohibición del silvestrismo y defender el mundo rural. Respondiendo a la convocatoria de varias asociaciones como la Asociación para la Defensa de la Caza Tradicional del Zorzal o el Movimiento Ruralidad, los manifestantes optaron simbólicamente por reunirse en el Ayuntamiento del que Jean Castex fue alcalde hasta su ascenso al cargo como Primer Ministro.

"Jean Castex no cumplió su palabra, al igual que el presidente de la República", lamenta Éric Camoin, presidente de la Asociación para la Defensa de la Caza Tradicional en el Zorzal. “Habíamos llegado a un acuerdo con Castex a principios de agosto para mantener la cuota de 22.000 aves para ser capturadas con silvestrismo”, explica, y agrega que esta caza tradicional se realiza del 1 de octubre al 15 de diciembre. El sindicato de viticultores de Aude también se sumó a los cazadores en un comunicado de prensa, denunciando "un contexto casi cotidiano de ataques contra el medio rural".

manifestación

Junto a los representantes de asociaciones de caza, se hizo notar la presencia de la cazadora e influencer Johanna Clermont, que cuenta con 126.000 suscriptores en Instagram y es la nueva cara de la Federación Nacional de Cazadores (FNC), en una campaña publicitaria que se muestra actualmente en el metro de Paris. “Estoy aquí a título personal. Es la ciudad de mis padres, donde he ido al colegio y la ciudad del nuevo Primer Ministro francés, así que la idea era hacerlo en la puerta de su casa como se suele decir. Hay muchos malentendidos sobre el mundo de la caza, tenemos que ir más allá de los prejuicios”, nos cuenta la joven de 23 años.

Johanna Clermont

 

"Éramos como 1.200 cazadores, que no es mucho, pero teniendo en cuenta que es un pueblo muy pequeño hicimos bastante bulto y fue muy importante", nos cuenta Johanna, quien además ha querido resaltar parte del discurso del presidente federativo, quien insistió en que "los cazadores no tenemos que escondernos, no hay que tener vergüenza por decir que cazamos, por poner fotos en las redes, es algo completamente normal". Y un punto fundamental para ella de la manifestación, fue que se hizo "para mostrar solidaridad con los cazadores de silvestrismo".

 

Se trata de la primera manifestación a la que acude la joven, pero reconoce que "fue una experiencia" y que "es importante enseñarle a la gente que los cazadores somos muchos y estamos unidos, somos gente bien y no merecemos lo que está pasando con los animalistas, porque es terrible". Clermont hace referencia al último ataque ocurrido este mismo fin de semana, en el que cuatro cazadores fueron embestidos por un vehículo conducido por un animalista, que intentó arroyarles en un camino y se libraron por centímetros. El perro de uno de los cazadores, de raza teckel, fue atropellado mortalmente por el animalista. 

 

Esta escalada en la violencia de los “defensores de los animales”, contra la propia vida de las personas, no se queda en un hecho aislado. Por desgracia, estos movimientos radicales e infundamentados en una lógica ni unos principios morales, tienden a expandirse como la peste y ataques como el ocurrido en Francia, comenzarán a ser imitados en otros lugares. Los Gobiernos deben actuar con decisión y diligencia, para frenar lo que podría acabar desembocando en la guerra civil del siglo XXI.