Pasar al contenido principal
En León

Caza un soberbio jabalí al final de la montería que consiguió burlar a los perros

Aún resuenan algunos ecos de la temporada montera, como el caso de este tremendo jabalí que Víctor Robles cazó en León. Casi al final de la montería, el cochino consiguió burlar a los perros y aguantó un rato herido hasta ser finalmente rematado.
Caza un soberbio jabalí al final de la montería que consiguió burlar a los perros Victor robles junto al gran jabalí que cazó en enero en Boñar.

La temporada de monterías nos dejó magníficos ejemplares cazados, y muchos de ellos tuvieron su espacio en Cazavisión. Pero algunos de esos lances siguen teniendo su eco en la actualidad y merecen narrados.

Víctor Robles, un joven cazador de 22 años, tuvo la suerte de cobrar un espectacular cochino en Boñar (León) durante una montería el pasado mes de enero.

Durante la mañana, a Víctor le había tocado un puesto de traviesa, en un valle con una ladera de brezos y pinos. A primera hora, soltaron los perros muy cerca de su postura y levantaron una camada de jabalíes. “Uno se desvió hacia la traviesa y yo lo iba viendo por la ladera mientras se lo cantaba al puesto de abajo, ya que iba en su dirección”, explica el joven. Al final, otro cazador logró abatirlo a este joven macho de unos 60 kilos. Pero nuestro protagonista tendría su ocasión.

Jabalí montería Boñar

Pasó toda la montería, y al final de la mancha los perros levantaron los últimos jabalíes. Víctor nos cuenta que esta camada se dirigió hacia los puestos, pero un macho se dio la vuelta y salió hacia atrás, burlando a los perros. AL poco rato, por la espalda Víctor empezó a escuchar romper monte sin saber lo que venía exactamente. “Cuando me quise dar cuenta vi al jabalí saltando el reguero del valle y subiendo por la ladera, a unos 200 metros”, explica el cazador. Entonces, le pegó 3 tiros y solo le enganchó con uno, en la parte trasera de los jamones “y dejándole literalmente sin huevos”.

Pero el guarro no iba a venderse tan fácilmente. Cayó al suelo, pero se levantó y siguió hacia delante sin que Víctor pudiese tirarle otra vez. Tras moverse hacia el puesto de encima, finalmente pudo ser rematado.

Jabalí montería Boñar

En esta montería, Víctor utilizó un rifle Sauer 100 con calibre 300WM y un visor Zeiss V6. El joven nos cuenta que no homologó el trofeo, aunque “era medalla fijo”. Como en muchos casos, para este cazador la puntuación es algo secundario y valora la caza desde el punto de vista de la experiencia.

Otro buen jabalí en febrero

Este de enero no fue el único jabalí reseñable que cobró Víctor durante la temporada. En febrero, en la misma zona, se hizo con otro cochino también durante una jornada montera.

En este caso, el guarro salió a primera hora sin que los perros le apretasen. Estaba en en unas peñas cuando Víctor le oyó romper monte. Le salió a unos 150 metros y le dejó entrar al puesto, ya que venía tranquilamente a su paso.

Jabalí montería Boñar

“Mientras venía me acuerdo que le veía las navajas por el visor”, relata Víctor. Finalmente, le acabó tirando cuando estaba a escasos 20 metros. En esta ocasión, el equipo utilizado por el joven fue otro: un rifle Merkel Helix de calibre 7mm y un visor Swarovski Z8. Víctor nos envía además un vídeo del momento justo del lance.

Texto: Manuel L. Luengo / Fotos y vídeo: Víctor Robles