Pasar al contenido principal
En Salamanca

Caza ocho jabalíes en el mismo puesto y uno de ellos podría ser medalla de oro

El cazador Pedro Marco vivió hace poco una cacería irrepetible. Durante un gancho en Salamanca, abatió ocho jabalíes, destacando por encima un ejemplar con una impresionante boca que podría ser medalla de oro.
Caza ocho jabalíes en el mismo puesto y uno de ellos podría ser medalla de oro Pedro Marco junto al gran jabalí que cazó.

Pedro Marco, un aficionado salmantino, cazó recientemente nada menos que ocho jabalíes en el mismo puesto. Una jornada de auténtico ensueño sobre la que nos ha contado todos los detalles.

Fue durante un gancho en la sierra salmantina de Las Quilamas, concretamente en el término de Navarredonda de la Rinconada. De todos los guarros, destacó principalmente uno. El sexto ejemplar que cazó Pedro, será posiblemente medalla de oro.
 
El jabalí, de unos 80 kilos de peso, venía solo, ya que había conseguido escurrir a los perros. Con el primer tiro le dio, aunque disparó una vez más para asegurar. Poco después, el animal cayó en un canchal. En ese momento, Pedro miró por el visor y pudo apreciar la tremenda boca. “Es descomunal”, nos comenta el cazador.

caza ocho jabalíes

Tenía una amoladera rota, pero la otra es tan espectacular que le daba toda la vuelta y casi se clavaba en el hocico. Las navajas también eran impresionantes, medían 21 centímetros de longitud y más de 2 de ancho. Según nos explica, el taxidermista afirma que podría llegar al oro, aunque no sabe si lo llevará a homologar.

Un puesto soñado

Sobre el puesto, Pedro reconoce que bajó a colocarse junto a un amigo, y éste se lo cedió porque era un poco más querencioso. Había estado allí algunas veces más y había cazado uno o dos como mucho, “pero nunca ocho jabalíes y de uno en uno”.

Algunos de los cochinos necesitaron también más de un tiro para caer, ya que la zona está repleta de maleza y los lances no son fáciles. Los tiraderos son largos y el mayor problema de la zona es meter a los jabalíes, ya que se van tapando con la vegetación. Al guarro más grande, lo tiró a unos 100 metros con su rifle Browning FN de calibre .30-06. .