Pasar al contenido principal
En Murcia

Caza 6 jabalíes en espera en una noche para el recuerdo

En poco más de dos horas, Miguel Ángel Sánchez vivió una noche para el recuerdo que no olvidará jamás. Hizo un sextete de jabalíes en una espera en Murcia, incluido un magnífico jabalí que casi con seguridad será medalla.
Caza 6 jabalíes Miguel Ángel posando junto a los 6 jabalíes cazados durante la espera.

El pasado 11 de diciembre en el municipio de Cieza, en Murcia, Miguel Ángel Sánchez vivió su mejor jornada de caza. Una tarde-noche inolvidable que él mismo nos ha contado con todo lujo de detalles.

Sánchez se apostaba a 60 metros de una charca rodea de unos carrizos donde abundan los jabalíes “porque tienen mucha tranquilidad y comida alrededor”. En ese mismo cazadero, que explota la sociedad local de Cieza, el entrevistado ya ha disfrutado de algunas buenas jornadas venatorias a cochinos, logrando abatir en varias ocasiones un par de ejemplares por día.

Caza 6 jabalíes

Pero ninguna ha sido tan reseñable como este aguardo que narramos. “No se me va a olvidar en la vida, aún ni me lo creo”, reconoce el cazador. Confiesa que ni siquiera su padre, maestro y mentor de Miguel Ángel, había visto algo igual en los 40 años que lleva cazando.

Empieza la espera

La jornada de comenzó alrededor de las 6 de la tarde mientras iba oscureciendo. Nada más llegar, un jabalí se acercó a revolcarse la baña. Primer disparo y primer abate. La jornada no podía arrancar de mejor manera. Aquel día había buena luna y el aficionado decidió aguantar un rato en la postura. 

Al poco tiempo bajaron unos cuantos suidos más, entre ellos uno muy grande que resultó ser una hembra. Tras abatirla, los jabalíes no dejaban de entrar y los tiros llegaban cada 10 minutos. A raíz de ello vinieron algunos ejemplares más que empezaron a “dar porrazos” a la jabalina. Es cuando el cazador se dio cuenta que la hembra estaba en celo, y a eso mismo le achaca que salieran tantos machos.

Miguel Ángel estuvo poco más de dos horas en la postura. Cuando ya llevaba cuatro jabalíes abatidos, llamó a su padre para informarle. No se lo cría. Al instante volvió a fijarse en la baña y aparecieron en el visor otros dos guarros. Estos completaron el magnífico sextete del aficionado murciano.

Caza 6 jabalíes

“El aire lo tenía a mi favor y me ayudó mucho”, explica. Cuenta además que tiró ocho cochinos en total. Uno se fue pinchado, aunque le perdió la pista tras unas cañas, y el otro lo falló. En este punto, Miguel ya no tenía encima más munición. “Si llego a saber esto me llevo dos cajas de balas”, afirma el cazador. Y es que después, volvieron a entrarle otros dos jabalíes a los que no pudo tirar. Con la linterna, vio cómo los guarros estuvieron un rato aporreando a la hembra abatida.

Precisamente, la jabalina fue la de mayor peso, y según Miguel Ángel, pesaría unos 130 kilos. El macho más grande estaría en torno a los 100. En este caso, cabe destacar su buena boca. Aunque está a la espera de medición, el taxidermista le ha asegurado que casi seguro dará bronce o incluso plata. “Había otro macho que llevaba un poco de boca y era el escudero del jabalí grande”, nos cuenta el cazador. Los demás ejemplares rondarían los 60 kilos.

Caza 6 jabalíes

Para alcanzar esta proeza, Miguel Ángel utilizó un 7 mm Remington Magnum Santa Bárbara que le regaló su padre, para el que usó una munición Remington Core Lokt de 175 grains

El 2019 que acabamos de dejar atrás ha sido un grandísimo año para este cazador murciano. “Por lo que sea me ha tocado la china, ojalá me venga el 2020 igual. En la media veda me ha ido muy bien, y respecto a los cochinos habré abatido de 25 a 30 en lo que va de temporada”, asegura. 

 

(Texto: Manuel L. Luengo / Fotos: Miguel Ángel Sánchez Falcón)