Pasar al contenido principal
El Consell valenciano modificará la Ley de Caza para poder abatirlos

A la caza de cerdos vietnamitas

Es lo que tiene la ignorancia y la irresponsabilidad. Se adquieren como mascotas animales de los que nada se sabe y cuando no se sabe qué hacer con ellos, con toda la impunidad se sueltan a un medio natural que no les es propio.
Cerdos_Vietnamitas_M La Consellería está trabajando ya en una modificación de la Ley de Caza valenciana para permitir el control cinegético de esta especie.

Un ejemplo son los cerdos vietnamitas, que por moda o vaya usted a saber por qué, se han convertido en las mascotas de muchos ciudadanos. El problema viene cuando éstos crecen y dan muestras de su carácter; entonces a algunos de sus propietarios les sobran y sólo se les ocurre soltarlos al campo, no pensando en las consecuencias de su acción ni en los desastres medioambientales que pueden generar estos animales en unos entornos que no les son propios. 

Todo esto es lo que lamentablemente ha ocurrido en la Comunidad Valenciana, de ahí que traigamos a colación la noticia que, al respecto, ha elaborado Daniel Guindo para el periódico ‘La Verdad’ de Alicante. “La capacidad de adaptación de estos ejemplares ha sido clave para que, además de sobrevivir, estén proliferando e incluso mezclándose con el jabalí autóctono […].

Esta problemática en la Comunitat cada vez «va a más», según confirmaban ayer fuentes de la Federación de Caza autonómica, aunque la Consellería de Medio Ambiente ya ha empezado a tomar cartas en el asunto, y en una doble vertiente. Por un parte, según explicaron ayer desde la delegación, los técnicos de la Generalitat están contactando con asociaciones que puedan acoger los ejemplares de esta especie que se vayan capturando, puesto que todavía no está permitida su caza. Por otra, la Consellería también está trabajando ya en una modificación de la Ley de Caza valenciana para, precisamente, permitir el control cinegético de esta especie mediante la caza; una tramitación que esperan esté lista para el próximo año y que, al igual que el resto de especies, se regulará con autorizaciones específicas.

Los cazadores, por su parte, no ven con malos ojos que, al igual que ocurre con las plagas de conejos o con los momentos de superpoblación de jabalíes, la Administración y los particulares soliciten su ayuda para controlar su número, aunque tampoco muestran un especial interés en que se permita abatir cerdos vietnamitas.

«Preferiríamos que se pudieran cazar sin armas porque no tienen valor cinegético alguno. Lo ideal sería que se pudiera controlar la población con trampas, pero son poco efectivas», resumieron desde la Federación de Caza de la Comunitat. Además, desde la entidad creen que, con las capturas de estos animales vivos, la administración se encuentra con otro problema: encontrar asociaciones o colectivos que se hagan cargo de su mantenimiento.

La saturación de la mayor parte de la sociedades protectoras de animales, que se ven desbordadas principalmente por los abandonos de perros, hace difícil que estos colectivos puedan hacerse cargo de una gran cantidad de cerdos que, además de espacio y una importante cantidad de comida, requieren unos cuidados específicos”.