Pasar al contenido principal
Lo ha confirmado el propio consejero del ramo

Castilla-La Mancha podría declarar ya mismo la caza como actividad esencial

La declaración de la caza como actividad esencial podría entrar en vigor ya mismo, después de que José Luis Escudero, consejero de Desarrollo Sostenible, confirmase que la Junta está trabajando en un documento al respecto.
Castilla-La Mancha podría declarar ya mismo la caza como actividad esencial Imagen de archivo de un cazador en un puesto de montería.

El consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José Luis Escudero, ha asegurado que, tras reunirse con el sector cinegético, han abordado la posibilidad de declarar la caza como actividad esencial durante el Estado de Alarma.

Escudero ha comentado a los periodistas que la Junta va a trabajar de manera intensa para intentar “dar luz verde” a una necesidad que tiene el sector cinegético y que hace propia también.

El consejero ha recordado que la intención de la junta es hacer “convivir con todas las preocupaciones” la actividad cinegética con el Estado de Alarma.

En este sentido, ha recordado que tanto el sector cinegético como el Gobierno regional han sido corresponsales y ya dieron un buen ejemplo de hacer bien las cosas durante el pasado Estado de Alarma, y esa buena experiencia, ha dicho, “nos puede llevar ahora a justificar el carácter esencial de la actividad cinegética”.

José Luis Escudero ha reconocido que están trabajando ya en poder definir un documento, que ojalá, ha señalado, “a partir de mañana pudiera entrara en vigor”.

En cualquier caso, ha insistido en que una vez más la actividad cinegética se practicará de acuerdo a todas las medidas sanitarias establecidas, de manera que no se ponga en riesgo la salud de nadie.

La caza ya es esencial en Asturias

Por el momento, tan solo el Principado de Asturias ha declarado la caza como actividad esencial. Un hecho que no supone poder salir a cazar fuera de los límites de la comunidades confinadas. No obstante, sí se permite la movilidad dentro de las regiones.

La declaración de la caza como actividad esencial supondría también que los cazadores de aquellas ciudades y poblaciones confinadas (Oviedo, Gijón y Avilés en el caso de Asturias), podrían salir a cazar y regresar de nuevo a sus domicilios con todas las garantías, siempre con las correspondientes acreditaciones que lo justifiquen.