Pasar al contenido principal
La RFEC y la FACE investigan qué grupos están detrás de esta campaña de odio

Brutal campaña de odio en Europa contra los cazadores españoles

Una eurodiputada acusó a los cazadores españoles de abandonar 100.000 galgos al año, asegurando que es tradición que “cuanto más dolorosamente muere un perro, más suerte tendrá un cazador”.
Artículo en una revista francesa criminalizando a los cazadores españoles. Artículo en una revista francesa criminalizando a los cazadores españoles.

A los pies de los caballos dejaba a los cazadores españoles Laura Huhtasaari, eurodiputada finlandesa del Parlamento Europeo. Huhtasaari, acusaba a los cazadores españoles de abandonar y maltratar cada temporada a 100.000 galgos, asegurando además que “cuanto más dolorosamente muere un perro, más suerte tendrá un cazador”. Estas gravísimas acusaciones han desataco un efecto cascada, provocando que varios medios de comunicación y revistas de otros países, se hagan eco de la mentira criminalizando a todo el colectivo. 

Algunos de los medios han llegado a asegurar que matar un perro para tener fortuna en la caza, es “una tradición que viene de la Edad Media”. Semejante patulea de mentiras y falsas y graves acusaciones, ha puesto en pie de guerra a los cazadores, que a través de la Real Federación Española de Caza (RFEC), han hecho llegar su malestar a Bruselas y han desmentido las cifras animalistas sobre el abandono de esta raza. 

La RFEC ha calificado el asunto de “extrema gravedad”, ya que lo considera “un insulto no solo a los cazadores sino a todo el país que se nos acuse de tales prácticas”. Desde la RFEC, han solicitado a la eurodiputada finlandesa que aclarase de qué fuentes provenían los datos en los que ha basado sus graves acusaciones. Laura Huhtasaari, tan solo ha afirmado que vienen de “periódicos finlandeses”, sin mencionar nada y sin disculparse por “comparar a los galgueros con trogloditas”.

La RFEC desmiente

La Federación Española de Caza ha puesto los hechos en conocimiento de los eurodiputados españoles, a los que se les ha solicitado una respuesta firme y contundente ante estas falsas y graves acusaciones que únicamente contribuyen a alimentar campañas de odio contra un colectivo que condena firmemente el abandono y el maltrato de cualquier animal de compañía. Además, se ha enviado a los distintos parlamentarios y la Comisaria Europea de Sanidad los únicos informes oficiales que existen sobre el abandono de perros en España, el de Seprona de la Guardia Civil, que indica el abandono de 52 galgos y 186 robados en 2018, y el de la Fundación Affinity, que señala que el fin de la temporada de caza solo supone un 12,6% del total de los perros abandonados.