Pasar al contenido principal
en Port Bradshaw, Australia

Brutal ataque de un búfalo a un arquero que casi le cuesta la vida

El animal, de 800 kilos de peso y herido de muerte por la flecha, cargó con sus últimas fuerzas y embistió hasta tres veces al cazador, lanzándole tres metros por el aire y agujereándole la pierna por completo.
Brutal ataque de un búfalo a un arquero que casi le cuesta la vida El cazador después del ataque con el búfalo y ya en el Hospital antes de ser operado.

Chris Mcsherry, de 35 años de edad, se encontraba de caza con arco en la costa del Territorio del Norte de Australia, en Port Bradshaw. En una de sus últimas salidas de caza, consiguió disparar a un búfalo de 800 kilogramos, que a punto estuvo de costarle la vida. Tras el disparo mortal, el animal cargó contra el cazador y consiguió embestirle hasta tres veces, lanzándole por los aires unos tres metros enganchado del muslo. 

Carga de búfalo

Tal y como relatan los medios locales, “el agujero de su pierna era del tamaño de una lata de Coca-Cola”. El cazador tuvo que ser operado de urgencia, pero “escapó por poco de la muerte” tal y como relataban profesionales sanitarios a los medios locales. Este padre de cinco hijos, contaba que le disparó varias flechas al búfalo y estaba esperando que se cayera, cuando de repente corrió hacia él. "Me las arreglé para girar y dar unos tres pasos antes de que él estuviera sobre mi espalda y clavara sus cuernos en mi muslo superior, empujándome hacia adelante", contaba Mcsherry.

ataque de un búfalo a un arquero

"Fue entonces cuando golpeé el suelo y volvió a meterme los cuernos, me levantó por la pierna derecha y me arrojó unos tres metros", relataba el cazador. Mcsherry contaba cómo logró escapar, a fuerza de rodar por el suelo hasta conseguir salir del yugo del furibundo animal. El búfalo finalmente murió a causa de sus heridas y el Mcsherry fue llevado de urgencia al Hospital Gove. Más tarde tuvo que ser trasladado a Darwin, para una cirugía en varias heridas profundas en la parte inferior del cuerpo.

ataque de un búfalo a un arquero

"El búfalo me dejó con algunas heridas decentes, hay un agujero del tamaño de una lata de Coca-Cola encima de la parte delantera de mi rodilla y una herida de ocho pulgadas justo debajo de mi trasero", explicó. Este cazador ya sobrevivió hace años al ataque de un cocodrilo cuando realizaba pesca submarina, y se ha encargado de dejar claro a todos los medios que lleva 20 años cazando y que no piensa dejar de hacerlo.