Pasar al contenido principal
Respuesta ejemplar al llamamiento

Así se han volcado los cazadores en la búsqueda del cuerpo de Dana Leonte

En total más de 200 cazadores acudieron a la llamada de la Guardia Civil y la Federación Andaluza de Caza, para colaborar en las labores de búsqueda del cuerpo de la joven durante este fin de semana.
Los cazadores momentos antes de comenzar la búsqueda. Los cazadores momentos antes de comenzar la búsqueda.

El 27 de noviembre la Federación Andaluza de Caza realizó un llamamiento a los cazadores, para pedir su colaboración en el dispositivo de búsqueda organizado por la Guardia Civil, para intentar encontrar los restos mortales de Dana Leonte, la joven de 31 años presuntamente asesinada por su pareja, Sergio Ruíz, en el Monte de las Arenas (Málaga). El hombre se encuentra en prisión provisional sin fianza, ya que todo apunta a que terminó a golpes con la vida de Dana y luego transportó el cadáver en su coche, hasta el Monte de las Arenas donde fue enterrada. 

En la batida organizada por el Instituto Armado de Málaga, por el duro terreno en el que se cree que fue enterrada Dana tras el asesinato, han participado al rededor de 300 personas de las cuales, más de 200 eran cazadores. Su respuesta tras el llamamiento ha sido reseñable y su colaboración en la búsqueda imprescindible. Durante el mes de septiembre, se encontró en la zona que fue registrada un fémur de la joven, por lo que todo apunta a que el resto del cuerpo debiera estar no muy lejos de allí. 

El trabajo de los voluntarios se organizó entre 8 equipos, entre los que se dividieron los cazadores y que estaban liderados por al menos dos guardias civiles cada uno. Cada grupo llevaba además seguimiento GPS y tal y como informaba la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, en esta búsqueda “se repiten zonas que estaban ya muy trabajadas y geolocalizadas, el territorio es muy amplio y se puede realizar un segundo ejercicio, y también se han introducido zonas nuevas”

Cazadores solidarios

El terreno no lo pone fácil, motivo principal por lo que se solicitó la ayuda de los cazadores, ya que conocen a la perfección la zona y están acostumbrados a moverse y desenvolverse con facilidad por este tipo de zonas de campo. Gámez calificaba el terreno de la búsqueda como “abrupto, delicado e inseguro”, y que por ello “se han utilizado muchísimos medios, todos los posibles”. En sus intervenciones ante los medios Gámez quiso agradecer expresamente su labor a la Federación Andaluza de Caza, por la altísima participación que habían conseguido movilizar y todos los voluntarios que hasta allí se desplazaron, para buscar el cuerpo de Dana. 

El delegado provincial de la Federación Andaluza de Caza en Málaga, Pedro Acedo, fue el encargado de solicitar la participación del colectivo, recordando en su llamamiento que “los cazadores podemos aportar nuestros conocimientos, destreza en el monte y experiencia. Es el momento de demostrar que somos un colectivo comprometido y dispuesto a ayudar en todo cuanto seamos útiles. No se me ocurre una mejor razón para perder un día de caza que colaborar con la Guardia Civil, con la Justicia y con la familia de la joven desaparecida"