Pasar al contenido principal
En Toledo

Aparece una pintada en un coto llamando "asesinos" a los cazadores

Recientemente aparecía en la zona de acceso a un coto una pintada tildando a los cazadores de asesinos. Desde el colectivo, se pide que estos delitos de odio sean denunciados ante las autoridades para que el peso de la ley caiga sobre sus autores.
Aparece una pintada en un coto llamando "asesinos" a los cazadores Pintada en la puerta de acceso a coto llamando "asesinos" a los cazadores (foto: OEC).

Los hechos acaecidos en el coto de caza de TO-10963, en Toledo, donde ha aparecido pintado un cartel con el lema ASESINOS y tachada la palabra CAZA, supone un presunto delito de odio por el que sus responsables podrían encontrarse con un problema ante la justicia.

El guarda de campo cuyas iniciales son OLG, tesorero de la Asociación de Guardas Rurales Zona Centro Acegur19 y miembro fundador de la OEC, se encontró mientras realizaba su actividad de control un portillo rotulado con mensajes de odio. Si bien la dificultad de encontrar a los responsables dificulta la interposición de denuncias, el campo tiene muchos ojos, ojos que pueden haber identificado a los presuntos responsables.

El colectivo de la caza lleva tiempo exigiendo una mayor sensibilización por los numerosos ataques recibidos. Las expresiones propiciadas por anticazas, y eco-vegano-ecologistas, en muchas ocasiones se han resuelto como libertad de expresión, pero todo tiene un límite.

La OEC (Organizaciones Españolas de Caza) recuerda las personas que hayan sido víctimas de estos hechos deben en denunciarlo ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado lo antes posible. Al denunciar los delitos de odio, permitirá y ayudará a prevenir y evitar que dichos incidentes puedan volver a repetirse. Asimismo, si no está seguro de si el acto en el que se ha visto envuelto constituye un delito de odio, hay que ponerse en contacto con la Guardia Civil o la Policía Nacional.

Otros países están implementando penas específicas para el delito contra cazadores, como el caso de Francia y la obstrucción en la actividad cinegética. En España, el delito de odio contra cazadores tiene una historia muy reciente, de apenas 1 año. El 23 de mayo de 2019 fue detenida la primera persona por difundir odio en las redes sociales hacia los aficionados a la venatoria.

“Desde la OEC nos sumaremos, apoyaremos y colaboraremos con cualquier iniciativa propuesta para defender a la caza y los cazadores de los delitos de odio o de obstrucción a su actividad, que por cierto es lícita y es de las más regladas del país”, se reafirma la entidad en un comunicado.