Pasar al contenido principal
Como adelantamos en este medio hace meses

La anticaza Teresa Ribera tendrá una vicepresidencia 'ecologista' en el Gobierno de Sánchez

Tal y como adelantamos hace varios meses en Cazavisión, la anticaza Teresa Ribera tendrá más poder en el nuevo Gobierno. Así, Pedro Sánchez le ha otorgado a la ministra una vicepresidencia con tintes ecologistas.
Teresa Ribera vicepresidenta Ribera y Sánchez en una foto de archivo.

La ministra Teresa Ribera, actual titular de Transición Ecológica, tendrá más poder durante la legislatura que acaba de arrancar. El pasado mes de junio ya adelantamos en este medio que la idea de Pedro Sánchez era otorgarle aún más galones a Ribera. Dicho y hecho. Tras el fracaso de la anterior investidura, ahora sí, en el nuevo Gobierno, la anticaza ostentará unas de las cuatro vicepresidencias, concretamente la de Transición Ecológica y Reto Demográfico

El Ejecutivo de Pedro Sánchez contará en total con cuatro vicepresidentes. A la citada de Ribera se suman la de Carmen Calvo como responsable de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática; Nadia Calviño de Economía y Transformación Digital y Pablo Iglesias como vicepresidente segundo de Derechos Sociales y Agenda 2030. 

Afirmó que prohibiría la caza

La cruzada abierta de Teresa Ribera contra la venatoria comenzó hace poco más de un año diciendo que si de ella dependiera prohibiría la caza. Fue en diciembre de 2018, en una entrevista en Onda Cero. "Me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza", aseveró la ministra.

Aunque la caza no está entre las competencias de Teresa Ribera, continuó lanzando dardos, afirmando que "desde el punto de vista personal tengo clara cuál es mi opción, y mi opción es disfrutar de los animales vivos y siempre me ha resultado muy llamativo que haya gente que disfrute de ver morir o ver sufrir animales. La verdad es que no lo entiendo".

El nombramiento de Ribera, así como la fuerte entrada de Podemos en el Gobierno de coalición, plantea serias dudas sobre cómo se verá afectada la caza en los próximos años. En los últimos meses, distintos dirigentes del partido morado han defendido la implantación de una Ley de Bienestar claramente animalista que supondría un ataque directo contra la venatoria. Tanto su líder, Pablo Iglesias, como el diputado Juantxo López de Uralde lo han confirmado en varias ocasiones.

Una trayectoria dudosa

Desde que Teresa Ribera saltara a la primera línea de la política nacional, su trayectoria ha tenido una clara orientación anticaza. Las primeras reticencias vinieron ya con su nombramiento, pues siempre ha estado muy en la línea de la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona, que tan mal recuerdo dejó entre los cazadores.

También ha tenido claros acercamientos con el animalismo más radical. En junio de 2018 acogió de buena manera la Ley de Cero propuesta por Pacma, tal y como confirmo la expresidenta del partido, Silvia Barquero.

Más recientes son el blindaje del lobo al sur del Duero, que puede suponer la sentencia de los ganaderos, y la puesta en marcha del fin de la caza de la tórtola declarando la especie como vulnerable. Esta última medida ha generado una gran polémica, ya que su aplicación significaría la extinción definitiva de la especie