Pasar al contenido principal
Y lo muestran en las redes sociales del PACMA y de Libera

Muchos animalistas se alegran de la muerte del joven de 13 años en una cacería de jabalíes

Si a estas alturas nos sorprendiesen los comentarios que publican muchos animalistas en las redes sociales, parecería que no hemos vivido en el mundo que vivimos desde hace unos años. Y es que su odio va a más y los convierte en verdaderos indeseables.

Cuando el colectivo cinegético aún se encuentra consternado por la muerte del adolescente de 13 años tras recibir un disparo accidental en la cabeza durante una cacería de jabalíes el 13 de octubre en Valladolid, el PACMA y la Asociación Animalista Libera no han perdido la ocasión de hacerse eco del luctuoso accidente de caza en sus páginas de Facebook para verter más odio sobre la actividad venatoria.

En concreto, junto a los enlaces de la información, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal comenta que “esta gravísima noticia pone de relieve el peligro que supone una actividad violenta como la caza que solo genera víctimas”, y algo similar ocurre con Libera, que señala que “un joven en Italia y un niño de sólo 13 en España son las últimas víctimas mortales de la caza. La responsabilidad es de los poderes públicos que permiten que menores puedan participar en estas actividades violentas”.

Y a partir de estas exhortaciones, la tormenta se ha desatado en forma de comentarios, algunos de los cuales tan miserables, ruines y susceptibles de ser considerados como delitos de odio, que hasta algunos animalistas se han escandalizado y han pedido cordura ante las muestras de satisfacción y alegría por la muerte del joven fallecido.

Como ejemplo de nuestras palabras, aquí os mostramos algunos pantallazos de comentarios que condenamos con toda rotundidad y sobre los que la justicia debería actuar con dureza.

Por último, señalar que Silvia Barquero, presidenta del PACMA y a propósito de este accidente de caza, escribía el 14 de octubre en su página de Facebook lo siguiente: "Ayer murió un niño de un disparo en la cabeza. Esta gravísima noticia pone de relieve el peligro que supone una actividad violenta como la caza. Los cazadores son un peligro para las personas y los animales".