Pasar al contenido principal
del Parque Natural de Collserola, en Barcelona

¡Alerta!: Uno de cada tres jabalíes puede transmitir la Hepatitis E

Investigadores y científicos alertan de que uno de cada tres jabalíes padece o ha padecido en algún momento la enfermedad y el riesgo de contagio es muy elevado por sus incursiones en núcleos urbanos.
¡Alerta!: Uno de cada tres jabalíes puede transmitir la Hepatitis E De 637 muestras de jabalíes analizadas, 230 dieron positivas en la enfermedad.

En Barcelona el problema de los jabalíes ya es cuestión de salud pública. Ya no se trata “solo” de los destrozos en mobiliario urbano que ocasionan, los daños en los cultivos o los accidentes de carretera, sino que estos animales suponen una amenaza mucho mayor para la salud de los seres humanos, ya que uno de cada tres ejemplares puede contagiar Hepatitis E, según afirma un equipo de investigadores y científicos de Barcelona. 

Tal y como han revelado los resultados del estudio realizado sobre la población de suidos del Parque Natural de Collserola, uno de cada tres padece o ha padecido en algún momento la Hepatitis E (transmisible por el virus VHE), que se puede transmitir a humanos a través de contacto bucal con heces. Para los investigadores, la mayor preocupación es la habitual presencia de jabalíes en zonas urbanas. Tras analizar 637 muestras de jabalíes del Parque Natural, los resultaros alumbraron que 230 resultaron positivas en anticuerpos por VHE (36%).

Los niños: en alto riesgo 

“Preocupan especialmente las incursiones de los jabalíes en parques infantiles”, aseguraba el veterinario y miembro del equipo de los Servicios de Ecopatología de la Fauna Salvaje (SEFaS) de la Universidad Autónoma de Barcelona, Jorge R. López. “A veces observamos incursiones en parques infantiles en busca de comida. Los animales defecan en la zona de juegos y luego los menores pueden contaminarse por contacto directo con las heces”, explica el veterinario. 

En esta investigación que comenzó en el año 2015 y finalizó en otoño de 2019, hay otro dato que preocupa a los investigadores. El periodo en el que mayor prevalencia del virus existe entre los animales, es en verano, precisamente cuando más común es ver a los jabalíes rondando por zonas residenciales y urbanas. “Lo que aumenta el riesgo de transmisión a personas”, recalca  López.