Pasar al contenido principal
LOS CAZADORES HAN PEDIDO SU AMONESTACIÓN FORMALMENTE

Dos agentes rurales incitan al odio contra los cazadores en sus redes sociales

Dos agentes rurales de Cataluña llevan tiempo lanzando mensajes en contra de la actividad cinegética mediante sus redes sociales, por lo que los cazadores han solicitado su amonestación formalmente.
Los cazadores se plantean la imparcialidad de estos dos agentes en las inspecciones de caza. Los cazadores se plantean la imparcialidad de estos dos agentes en las inspecciones de caza.

Hace tiempo que un par de miembros del Cuerpo de Agentes Rurales, a título personal, utilizan las redes sociales para criminalizar, insultar y vejar el colectivo cazador, sin ningún tipo de filtro ni respeto. La libertad de expresión es un derecho que nunca debería ser cuestionado, pero siempre debería reinar la ética y el respeto por encima de todo. Estos dos agentes encargados personalmente de incitar al odio contra los cazadores en las redes, han puesto en entre dicho la verdadera función de los agentes rurales de Cataluña, provocando la crispación entre el colectivo de cazadores.

“¿Cómo puede actuar un Agente Rural en una inspección de caza, cuando mediante las redes se desprende tanto de odio y rabia hacia el colectivo? Probablemente no sea nada imparcial…”, comentaban en el portal de caza  Cinegeticat, al compartir la noticia y razón no les falta. En este contexto, el AGRUPCAT (Agrupación de Cazadores Catalanes), ha enviado una carta formal al Director General de los Agentes Rurales para exponer el caso y pedir la amonestación de estos dos agentes de manera formal, normalmente reincidentes.

Este es el mensaje que enviaban desde AGRUPCAT al director de loa agentes rurales de Cataluña:

“Desde AGRUPCAT, nos dirigimos a usted para hacerle conocedor de nuestra decepción respecto a una conducta despectiva y reiterada por parte de dos agentes hacia nuestro colectivo de cazadores en las redes sociales.

Podemos entender el rechazo a la caza por parte de personas alineadas con el mundo rural, pero es incomprensible que por parte de aquellas personas que entre sus funciones se dedican a protegernos, pues teóricamente también han de conocer la importancia de nuestra actividad en el mantenimiento del ecosistema. 

Así mismo, a pesar de respetar la libertad de pensamiento y la divulgación del mismo por las redes sociales, entendemos que por la responsabilidad corporativa profesional un funcionario ni puede criticar a lo que en teoría ha de defender, ni tampoco reconocer a otras voces que nos atacan. 

El colectivo de cazadores nos sentimos agredidos constantemente por estas personas y no queremos sentirnos el centro de una vigilancia ideológicamente sesgada. Y dado que son reincidentes y nada puntual, demandamos formalmente que la amonestación de estas dos personas y reclamamos que sean apartados de cualquier cargo que comporte cualquier relación con nuestros compañeros cazadores, por el bien de mantener las relaciones cordiales con los Agentes Rurales de Cataluña”.