Pasar al contenido principal
El oso fue hallado sin vida en abril

Un agente de Medio Ambiente, detenido por la muerte de un oso en los Pirineos

El presunto implicado en la muerte del oso pertenecía a la patrulla de seguimiento de la especie en el Valle de Arán. Según algunas fuentes, podría haberse producido el envenenamiento del animal.
Un agente de Medio Ambiente, detenido por la muerte de un oso en los Pirineos Agentes de Medio Ambiente junto al cuerpo del oso Cachou (foto: Agentes Rurales).

Los Mossos d’Esquadra han detenido recientemente a un agente de Medio Ambiente como posible implicado en la muerte del oso Cachou, que fue hallado sin vida en los Pirineos el pasado mes de abril. El hombre se habría incorporado al cuerpo pocos meses antes de la investigación. Además, pertenece a la patrulla de Medio Ambiente encargada de hacer el seguimiento de la población de osos pardos en el Valle de Arán.

Tras tener conocimiento de la muerte del animal, todos los indicios apuntaban a un enfrentamiento con otro oso y a la posterior “caída de unos 40 metros por un terreno muy abrupto”. Pero algunas entidades conservacionistas apuntaron a un posible envenenamiento.

Por el momento no han trascendido más datos sobre la necropsia del animal, ya que desde el inicio de la investigación se ha mantenido el secreto de sumario. Según apuntan varias fuentes también se desconoce el motivo por el que esta investigación se ha alargado tanto tiempo.

Posible envenenamiento

La detención del agente determina su posible participación en la muerte de Cachou a consecuencia de un “envenenamiento premeditado”. Los detalles de dicha acción presunta se desconocen, así como el resto de detalles que podrían haber motivado al hombre a hacerlo.

Si se llegase a confirmar la muerte por veneno, las personas implicadas se enfrentarían a un delito contra la fauna, agravado especialmente por tratarse de una especie protegida. Estaríamos hablando de pena de cárcel entre 6 meses a 2 años, además de una multa de 24 meses.

Desde el sindicato de agentes de Medio Ambiente del Valle de Arán sostiene que acatarán los dictámenes judiciales. No obstante, han evitado pronunciarse hasta el levantamiento del secreto de sumario, ya que confían en la presunción de inocencia.