Pasar al contenido principal
Tras el último Real Decreto del Gobierno

¿Qué actividades esenciales rurales se mantienen durante el Estado de Alarma?

Actividades como la de guarda de coto se consideran esenciales. También se incluyen cazadores que tengan a su cargo animales de acompañamiento y en núcleos zoológicos. En todo momento deben disponer de su documentación en regla.
actividades esenciales Los rehaleros podrán acudir a sus instalaciones a alimentar y ciudar a sus perros (foto: Félix Sánchez).

Desde que se declarase la prorrogación del Estado de Alarma y se endureciera el confinamiento, en los últimos días han surgido dudas sobre aquellas ocupaciones y actividades que se consideran esenciales.

Las cuestiones han sido aclaradas por varias fuentes oficiales. En este caso, la Fundación Artemisan ha acudido a la administración de Castilla-La Mancha para aclarar las cuestiones y, según explica, es extensible al resto de autonomías.

Rehaleros, guardas de coto...

Se considera actividades esenciales la adecuada alimentación y buen estado sanitario de animales de acompañamiento y núcleos zoológicos, el mantenimiento y desarrollo habitual de los cultivos agrícolas, así como la vigilancia y seguridad de las instalaciones.

De esta forma, una de las ocupaciones que se sigue desarrollando con normalidad es la de guardas y vigilantes de coto. Las diferentes entidades de caza también han informado sobre ello. Sin duda, una actividad esencial que permite, por ejemplo, mantener a raya a los furtivos. También los guardas sin fundamentales en el mantenimiento de los acotados durante estos días que la caza se encuentra totalmente paralizada.

Aquellas personas que tengan a su cargo animales de acompañamiento y presentes de núcleos zoológicos serán también actividad esecial. Es el caso, por ejemplo, de rehaleros y cazadores que dispongan de perros en entornos alejados del núcleo urbano. Estos pueden acudir a proporcionarles alimentos y ciudados. Alfonso Aguado, presidente de la AER, ya explicó en una entrevista a Cazavisión que su recomendación es que los rehaleros llevan consigo toda la documentación necesaria que acredite la tenencia de estos núcleos zoológicos para evitar cualquier problema con las autoridades.

Asimismo, otras actividades como la de peones agrícolas, forestales y otros agentes de seguridad también están exentas del confinamiento forzó y deben acudir a sus trabajos. Como es evidente, cualquier trabajador agrícola o ganadero que preste servicios de primera necesidad se incluye en esta lista.

Artemisan recuerda que todas estas personas deben disponer de los correspondientes contratos y licencias pertinentes en vigor. En el caso de los guardas de cotos de caza, si su título caduca durante la vigencia del Estado de Alarma, se considerará que está en vigor hasta el final de la situación actual.