Pasar al contenido principal
Durante una batida

Abaten un magnífico jabalí medalla de oro cerca de Arén

A falta de medición, un jabalí abatido recientemente en la zona de Arén, será “oro sobrado”. Así nos lo confirma Álex Castell, uno de los organizadores de estas míticas y espectaculares batidas aragonesas.
Jabalí Arén Álex Castell junto a sus compañeros después de abatir el guarro.

Las batidas que se realizan en las inmediaciones del municipio oscense de Arén, en la provincia de la Ribagorza no necesitan presentación. Los amantes y adeptos de la caza del jabalí bien lo saben. En estas cacerías se cobran excelentes machos y espectaculares bocas, y además los planteles son bastantes extensos, algunos incluso de récord.

Desde el arranque de la temporada de caza mayor, ya se pueden dar cuenta de algunos jabalíes de gran calidad. Uno de ellos, fue abatido recientemente a solo un par de kilómetros de municipio aragonés, ya en la provincia de Lleida. En Cazavisión hemos hablando con Álex Castell, uno de los organizados de las batidas de Arén, y nos ha contado todos los detalles de este magnífico guarro abatido el fin de semana del 12 de octubre.

Lo vieron en verano

Álex nos explica que el guarro en cuestión se movía habitualmente por la zona. Ya lo tenían localizado desde el verano, cuando estuvieron por la zona recechando corzos.

Tras el comienzo de la batida, un compañero de Álex fue el primero en advertir la presencia del animal con sus canes. Este mismo perrero alerto de un jabalí “con una magnitud de pisada muy grande”. Esto ya les hizo sospechar que podía tratarse del cochino visto en verano.

Aquel día hacía bastante calor y el jabalí se había resguardado en un hayedo ubicado en la zona más alta de monte. Soltaron los perros y empezaron a azuzar al jabalí. “Dio poca guerra”, detalla Álex. Tras salir del encame, el ejemplar corrió en dirección hacia una piedra donde estaba apostado un cazador y acabó abatida. Según el organizador, “le entró a placer”.

Jabalí Arén

El cochino se quedó herido y los perros lo estuvieron marcando un rato. El propio Álex fue corriendo, temiendo que el jabalí formara un lío, pero no hubo consecuencias y lo acabó rematando.

El afortunado, un joven cazador que cazaba por primera vez con la cuadrilla de Álex. Sin duda, un estreno por todo lo alto. “Cazar un jabalí así en abierto es espectacular”, nos cuenta el perrero. Este guarro fue la estrella de los 14 que se cobraron aquella mañana. El hombre explica que aún tiene que llegar la medición. No obstante, ya les han confirmado que será un “oro sobrado”. Las imágenes bien lo atestiguan.

El paraíso de Arén 

Como hemos señalada, las batidas de Arén son muy conocidas en el colectivo venatorio, tanto por su calidad como por la cantidad de ejemplares que se abaten frecuentemente. 
 
Esta temporada está siendo “correcta y con buenos bichos” según nos narra Álex Castell. Él practica la actividad en un terreno muy extenso, de más de 100.000 hectáreas en abierto. El relieve de la zona también es variado, con mucho monte que se mueve entre los 500 y los 2.000 metros de altura. 

 

Batida jabalíes Arén

Este año parece que hay alimento, especialmente bellota y los jabalíes están repartidos. No obstante, el perrero espera que según avance la temporada se vayan concentrando y los planteles crezcan. 

Aunque como decimos, la presente campaña esté a la altura, Álex vaticina que la segunda mitad dará muchas más alegrías. Por el momento, las jornadas de caza terminan con alrededor de 30 guarros cobrados

Batida jabalíes Arén

Álex hace la comparativa con la temporada de 2017, la cual nos califica como “excepcional”. Aquel año, nos cuenta que se cazaron en abierto más de 1.600 jabalíes. Hubo incluso batidas donde se llevaron a casa más de 100 guarros entre 50 posturas. Algunas de las fotos que acompañan estas líneas demuestran los excelentes resultados que suelen darse en las batidas de Arén.

Batida jabalíes Arén

 

(Texto: Manuel L. Luengo / Fotos: Álex Castell)