Pasar al contenido principal
EN BERMIEGO, ASTURIAS

2 ovejas muertas y 16 heridas en un brutal ataque de lobos juntos a las casas

Una masacre es lo que han hecho los lobos la madrugada del lunes al martes, entrando en un redil junto a las casas, desatando el miedo entre los vecinos por la proximidad de los depredadores a sus viviendas.
Los propietarios afirman que todos los años sufren ataques, pero nunca tan cerca de las casas. Los propietarios afirman que todos los años sufren ataques, pero nunca tan cerca de las casas.

El lobo se ha cebado con la ganadería de Eduardo y Teresa, vecinos de Bermiego, situado en las faldas de la sierra del Aramo (Asturias). Durante la madrugada del lunes al martes 21 de enero, varios lobos se han colado en el redil que tienen para proteger al ganado, ubicado entre las casas del pueblo, y han dejado tres ovejas muertas, nueve malheridas que han tenido que sacrificar y dieciséis heridas de las que aun no saben cuántas podrán salvarse. 

El recinto en el que guardaban el ganado está situado en el barrio de Chombano, en el mismo núcleo y a escasos metros de las casas, por lo que la alerta entre los vecinos es máxima desde que descubrieran la masacre esta mañana. Los propietarios de las ovejas atacadas están intentando curar a los ejemplares que podrían salvarse, ya que el veterinario ha tenido que acudir de urgencia para sacrificar a las nueve ovejas que estaban en un estado tan deplorable, que era imposible hacer nada por salvar su vida.

“Algunas están mejor y otras seguro que no se salvan, fue una locura”, declaraba Teresa, quien desesperada contaba que “todos los años nos atacan ovejas, nunca nos ocurrió que nos mataran tantas de una sola vez ni tan cerca de las casas tampoco”. Ahora tienen que esperar un tiempo a ver que sucede con las ovejas heridas, ya que el guarda de la zona certificó el ataque como “ataque de lobos”, pero para evaluar los daños es necesario saber si finalmente las dieciséis sobreviven.