Pasar al contenido principal
Abate de película vivido en Arén

Caza un jabalí 'tragabalas' de soberbio trofeo con un lance a solo cinco metros

La zona de Arén, en Huesca, alberga conocidas y espectaculares batidas de jabalíes. Así lo puede atestiguar Juan Ruiz, un veterano cazador que acaba de cobrar un cochino con un soberbio trofeo que, casi sin duda, será medalla de oro.
Jabalí tragabalas Arén Juan Ruiz, exultante tras abatir el tremendo jabalí.

El fin de semana el pasado 9 de noviembre, Juan Ruiz, un veterano cazador maño, vivió uno de las jornadas venatorias de su vida. En los emblemáticos cazaderos de Arén, en la provincia de Huesca, cazó un gran jabalí con un descomunal trofeo. Y es que no solo es reseñable el guarro, sino también el lance de película que Juan ha narrado para Cazavisión.

También en este medio podéis disfrutar de escenas cochineras tan espectaculares como la que se produjo en Arén, como no, con los mejores documentales de jabalíes en el canal a la carta de Cazavisión TV.

La batida en cuestión, organizada por la colla Veciana-Arén,  tuvo lugar en una zona de encinares y pinar. A Juan le tocó una postura a la bajada de un barranco. Los perros habían sacado al jabalí de su encame y llevaban rato asediándole. Fue el puesto contiguo al de Juan quien tuvo la ocasión de hacerse en primer lugar con el jabalí. Hasta ocho tiros fallados que hicieron al cochino irse de rositas. 

Después le entró a nuestro protagonista, con los perros siguiendo su estela. El animal se metió hasta el fondo del barranco. Aunque el cazador lo divisó durante un largo rato, decidió no tirar “porque iba a ser una faena sacarlo después”.

Un 'tragabalas'

Prefirió que el cochino remontase la cuesta y, cuando estaba a unos 15 metros de distancia, apretó el gatillo. Juan no se imaginaba el tremendo guarro que acaba de acertar. Pero haciendo gala del apodo de ‘tragabalas’ que a veces los jabalíes se ganan a pulso, el animal se rehízo y se levantó de nuevo. En este momento, se dirigió hacia la postura de Juan, con la boca de par en par y desembocado. Aquí, ya fue consciente de los colmillos y, sobre todo, amoladeras que portaba. “Me puse un poco nervioso, porque si me llega a fallar el rifle me lleva por delante, venía de cara a por mí”.

 

Jabalí tragabalas Arén

Cinco metros separaban tan solo al jabalí y a Juan cuando efectuó el segundo disparo. Este sí fue definitivo. Tras el abate, vino el cúmulo de sensaciones. “Fue espectacular, de eso que se llega a grabar en la cabeza. No se me olvidará en la vida”, nos cuenta Juan.

En cuanto al ejemplar, no era un jabalí de los más grandes que recuerda. Pesaba unos 80 o 90 kilos. No hay medición por el momento. Lo tiene en el congelador hasta que se lo lleve al taxidermista y sea después homologado. Pero la opinión de todos los participantes de la batida era unánime. Va a ser medalla de oro bastante sobrado. “Ojalá”, desea Juan, aunque prefiere no lanzar las campanas al vuelo hasta que tenga la medición oficial.

 

Jabalí tragabalas Arén

El cazador consiguió su proeza con uno de los últimos modelos de Browning, un calibre 7 mm RM y un visor Swarovski 1.7 -10x42.

Este fue sin duda, un fructífero fin de semana en Arén. Álex Castell, organizador de las batidas en la zona y presente también en este día, nos explica que el sábado tuvieron un día muy bonito con muchas ladras y, nada menos, que con 26 jabalíes cazados en abierto. Por su parte, el domingo, aunque se escaparon algunos y, a pesar del trabajo de los perros, se complicó el día. No obstante, destaca este “precioso animal cazador por Juan que quedará para el recuerdo”.

 

(Texto: Manuel L. Luengo / Fotos: Juan Ruiz).