Pasar al contenido principal
En Canarias

La Guardia Civil destruye más de 6.000 armas de fuego

Las armas destruidas por la Guardia Civil en las Islas Canarias, más de 6.000, provienen por la entrega voluntaria de sus propietarios, de hechos delictivos o, bien, porque no han sido adquiridas en subastas.
Guardia Civil destruye armas Las armas destruidas se encontraban en las dependencias de la Benemérita.

La Guardia Civil de las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife ha destruido más de 6.000 armas de fuego que se encontraban en sus dependencias. 

Concretamente, se trataba de 6.015 armas repartidas de la siguiente manera: 390 armas largas (escopetas, carabinas y rifles), 775 armas cortas (revólveres y pistolas), 189 armas de aire comprimido, 152 armas detonadoras, 19 cañones y 1.490 armas blancas.

Todas ellas tenían varios destinos de origen. O bien habían sido entregadas de forma voluntaria por sus propietarios, provienen de hechos delictivos y sanciones administrativas, o se trata de artilugios prohibidos. Una parte de las armas destruidas se corresponde también con aquellas que no han sido adquiridas en las subastas.

Una vez que se realizaron todos los trámites, las armas fueron trasladadas hasta una empresa en la que han sido fundidas para ser transformadas posteriormente en chatarra.

No es la primera vez que este procedimiento se lleva a cabo por parte de las Comandancias canarias. En el año 2013 fueron destruidas 490 armas de fuego y casi 700 de diverso tipo. En 2014, fueron más de 2.500 las armas reducidas a chatarra, mientras que en 2015 más de 3.000 variedades de armas pasaron por la fundición.