Pasar al contenido principal
Se producirá en las próximas semanas

Montería y rehala, a un paso de ser declaradas Bien de Interés Cultural en Andalucía

En tan solo unas semanas, se hará oficial una noticia que los cazadores, monteros y rehaleros andaluces llevan tiempo esperando y sobre lo que hemos informado en este medio en repetidas ocasiones.
Montería y rehala BIC La declaración de ambas modalidades como BIC es cuestión de semanas.

La Montería y la Rehala están a un sólo paso de ser declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) en Andalucía tras publicarse en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la Resolución por la que se incoa el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como BIC.

Con la publicación de esta Resolución se cumple el último trámite administrativo necesario para que, en las próximas semanas, se declare definitivamente como BIC la Montería y la Rehala con la publiación en el BOJA de dicha declaración.

Con este trámite, la Junta de Andalucía cumple el compromiso adquirido el pasado mes de abril con la Federación Andaluza de Caza con la firma de un protocolo que recogía en el cuarto punto la agilización de los trámites para declarar ambas modalidades como Bien de Interés Cultural y que fue rubricado en Sevilla por la consejera de Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, y el presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño.

La FAC ha querido agradecer a todas las entidades del sector que han trabajado para hacer posible este nuevo avance, así como a la Junta de Andalucía, que continúa firme en el compromiso expresado a la FAC. Asimismo, el organismo federado andaluz ha aprovechado para felicitar a todos los aficionados a ambas modalidades ante “una excelente noticia que culminará próximamente con la declaración definitiva”.

 

Montería y rehala BIC

 

Otros compromisos

Como hemos señalado, la rúbrica que dio forma a esta declaración se produjo el pasado mes de abril, cuando FAC y Junta de Andalucía firmaron un protocolo con el que se aseguraba el futuro de la caza.

En este encuentro, el Gobierno regional también se comprometió a cumplir una serie de peticiones por parte del sector cinegética andaluz. Un total de ocho puntos clave se incluyeron en el documento firmado por ambas entidades.

Además de la declaración de la montería y la reahala como BIC, la consejera de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, se comprometió a respaldar el silvestrismo, potenciar el Instituto Andaluz de la Caza o unificar criterios entre las delegaciones territoriales.

 

 

La agilización de trámites, la reducción de burocracia y el desarrollo normativo del Reglamento de Ordenación de la Caza fueron otros de los aspectos importantes que contenían dicho documento. Esto, en la práctica, debe suponer el desarrollo en los próximos meses de órdenes específicas para Cetrería o la Perdiz con Reclamo sin muerte.

Algunos ejemplos de este compromiso ya quedaron patentes en la reciente publicación de la Orden de Vedas de Andalucía, o en la declaración de emergencia cinegética por daños de jabalí en toda la región.

Extremadura también está cerca

No solo en Andalucía se ha perseguido este objetivo. En Extremadura, otra de las regiones monteras por excelencia, la Federación Extremeña de Caza lleva también tiempo luchando por lograr esta distinción.

A principios de años, los representantes federativos acercaron posturas con la consejera de Cultura e Igualdad, Leire Iglesias, para avanzar en el proceso para la declaración de la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural. Según explicó la entidad, el Ejecutivo de Fernández Vara se comprometió a seguir trabajando en esta iniciativa.