Pasar al contenido principal
PACMA SE VIENE ARRIBA EN SU CAMPAÑA CONTRA LA CAZA

Las últimas mentiras de Pacma contra la caza, al descubierto

No es nuevo que los animalistas radicales se valgan de mentiras y calumnias para avivar el odio contra el mundo de la caza, pero hay algunas que claman al cielo y relatan de verdad la atrevida ignorancia de este colectivo.
Las mentiras en torno a la caza aumentan cada día

Esta misma semana tras el auto del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, a través del cual quedaba paralizada -temporalmente- la actividad cinegética, la reacción del partido PACMA no se ha hecho esperar, quienes han aprovechado el momento para intensificar su campaña contra la actividad cinegética

 

Desde hacer propaganda diciendo que los cazadores suponemos un peligro para la sociedad, ya que cualquiera que se de un paseo por el campo o por carreteras secundarias durante la temporada de caza, es susceptible de llevarse un tiro “por que los cazadores andan por ahí disparando a diestro y siniestro”. Hasta cualquier otra cosa que se les ocurra, pasando por decir que “la caza es la actividad que más daño hace al campo”, cuando son muy claros los informes objetivos realizados incluso por organizaciones mundiales en defensa del medio ambiente, que reconocen la caza como una herramienta de conservación necesaria.

 

De los creadores también de “En España se dejan morir anualmente 50.000 galgos”, “es habitual ver a los cazadores persiguiendo urogallos” y “durante la berrea yo personalmente he visto un reno decapitado en el Guadiana”, ahora llega para todos ustedes, el misterioso caso de los “podencos en la cueva” y el “barranco cercado lleno de cabras maltratadas”. Todo ello adornado con la imagen de una cabra recién parida para asegurar que se trataba de un caso de maltrato animal por parte de los cazadores. 

 

Como lo oyen, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal de Canarias compartía la imagen de una cabra recién parida, con el siguiente comentario “Te resulta familiar ir haciendo #senderismo y encontrarte una cueva llena de #podencos de #caza en medio de la nada? ¿Un #barranco #público cercado y lleno de cabras y perros en pésimo estado, rodeados de basura?”. Dice el refranero español que lo peor de la ignorancia, es que a medida que se prolonga adquiere confianza. A la vista está.

 

Ayer mismo PACMA Valencia publicaba una noticia con el siguiente comentario como titular “Que no te engañen, son los propios cazadores los que provocan las superpoblaciones o tras hacer desaparecer a los depredadores naturales o importando animales a pesar del riesgo de contagio de enfermedades”, y añadían en el tweet una noticia del portal que denunciaba “Jabalíes importados para aumentar la sobrepoblación”. Lo que no deben de saber ellos es que la noticia, que además de tener fecha de hace un año, también es falsa, ya que la primera medida que se tomó en la Unión Europea para evitar la propagación de la Peste Porcina Africana, fue el cierre de fronteras y la prohibición de importar o exportar jabalíes. 

 

Es más, en enero las autoridades belgas detuvieron a dos individuos que se dedicaban a la importación ilegal de jabalíes ya que en Bélgica se han detectado más de 400 casos, acto que fue severamente condenado por todo el colectivo de cazadores por los riesgos que supone para la salud de las poblaciones de esta especie. Además en la reunión de Bruselas de la semana del 20 de diciembre del pasado 2018, los países presentes pedieron “acción a los cazadores en el control y erradicación de la enfermedad”

 

Estamos acostumbrados a las falsas acusaciones y las mentiras que se vierten a diario sobre el colectivo de los cazadores, pero una cosa si hay que reconocerles a los animalistas y es que cada día son más originales en sus disparates.