Pasar al contenido principal
Claves en función de los cazaderos donde nos encontremos

¿Qué perros son mejores para cazar becadas, de búsqueda amplia o corta?

En montes amplios, donde la vegetación es homogénea y las becadas escasean, la efectividad de un perro de gran andadura está fuera de toda duda. Se necesita cubrir mucho terreno y que la velocidad y la amplitud del perro estén acordes con el biotopo.
Mejores_Perros_Becadas_G.jpg Dos setters ingleses junto a la escopeta del cazador y dos becadas cobradas

Aquí es donde el perro de caza corto, sin exceso de ambición, nos condena a jornadas aburridas y absurdas, porque no podrá llegar a las becadas huidizas, cuyas estratagemas de cortas huidas alternadas con largos peones las sacan de la zona de acción de los canes de búsqueda restringida.

 

Densidad de becadas alta y conocimiento del cazadero

 

Sin embargo, en estos mismos lugares se pueden dar dos circunstancias que hagan inclinarse la balanza del lado de los perros menos amplios. Por un lado, la densidad de becadas, ya que si ésta es alta en la zona, será más efectivo un perro que busque más cerca del cazador.

 

Cuatro setters ingleses, la raza becadera por excelencia.

 

Y por otro lado, la experiencia y el conocimiento que nosotros mismos tengamos del cazadero, puesto que sabremos de antemano las zonas en las que hay becadas, pudiendo con ello guiar a nuestro perro a los enclaves buenos y eliminando del área de búsqueda aquellos lugares en los que previamente sepamos que no hay caza.

 

En cazaderos abruptos

 

El perro más corto tendrá también ventaja sobre los perros de búsqueda amplia en aquellas zonas en las que abunden los barrancos, donde los perros más largos suelen perder el contacto con el cazador y a los que incluso con el beeper es más difícil tener localizados.

 

Perros becaderos en el fondo de un valle.

 

Aquellos cazaderos muy abruptos, en los que las crestas y los valles se suceden continuamente, son más difíciles de cazar si nuestro perro tiende a alejarse demasiado porque, como hemos dicho, el contacto auditivo se vuelve muchas veces inexistente, ya que no podremos oír ni el campano ni el collar si estamos en un reguero y nuestro perro ya busca en el siguiente o más lejos.

 

Es ahí donde un perro más cercano demuestra todo su potencial, se hace más fácil de manejar y casi siempre nos va a dar con más caza que otro de mayor andadura.

 

Contacto con el cazador

 

Es una de las características más importantes en nuestros perros. Este contacto será tanto más importante cuanto más amplia sea la búsqueda de nuestro auxiliar, de manera que un mayor contacto es fundamental en los perros de búsqueda amplia y es menos relevante en los perros de andadura más corta.

 

Cazador y perro en un coto de becadas norteño.

 

También es fundamental la capacidad de parada en los perros más largos, que tendrán que ser más ponedores y disponer de una muestra mucho más firme y serena, para que podamos llegar a la muestra con tranquilidad, aunque se produzca a gran distancia de donde nos encontramos.

 

(Texto: J. Abad / Fotos: Archivo)