Pasar al contenido principal
Insultaron a los agentes y les lanzaron vallas y objetos

Manifestantes de Pacma cargan con violencia contra la policía en Barcelona

Ayer por la noche, un grupo de animalistas, en una concentración convocada por Pacma, cargó de forma violenta contra los policías que se encontraban custodiando la puerta del Ayuntamiento de Barcelona.
Manifestantes_Pacma_Barcelona_G Grupo de violentos en la manifestación convocada por Pacma lanzando vallas y objetos a la fachada del ayuntamiento de Barcelona.

Esta bochornosa actuación llegó a raíz de una gran polémica surgida el mismo día en la ciudad condal. Por la mañana, un miembro de la Guardia Urbana fue atacado en el centro de la ciudad por un perro, el cual le mordió en el brazo. Por ese motivo, el agente se vio obligado a disparar al animal "en defensa de su integridad física", según detalla el Consistorio. El can, desafortunadamente, falleció en el momento.

 

Una acción que no fue entendida por el partido animalista, que alentó a sus masas en las redes sociales, generando un gran revuelo. Desde el primer momento, la formación anticaza exigió responsabilidades, sin ni siquiera esperar a que avanzase la investigación. En estos momentos, el agente herido se encuentra de baja recuperándose del ataque.

 

Pero como decimos, esto no ha parecido importarle el colectivo animalista, que desató toda su furia horas después. A través de sus perfiles sociales, Pacma organizó una manifestación frente a las puertas del Ayuntamiento de Barcelona para protestar por este incidente.

 

Lo que se preveía como una concentración pacífica, pronto perdió estos  tintes y se convirtió en un auténtico esperpento cargado de violencia desmedida por parte de los animalistas. Tal y como se aprecia en el vídeo que compartimos unas líneas más abajo, los manifestantes profirieron todo tipo de insultos contra los agentes que, como pudieron, iban aguantando los continuos ataques verbales.

 

Los animalistas parecían no tener bastante con las vejaciones que soltaban y decidieron entonces hacer uso de las vallas de metal utilizadas para el cordón policial y lanzarlas con violencia contra las autoridades. Los agentes tuvieron que meterse dentro del recinto para evitar posibles daños. Mientras los manifestantes, que en ningún momento dejaron de lanzar insultos, seguían amontonando las vallas y lanzando objetos a la fachada del ayuntamiento.

 

Aquí tenéis el vídeo, publicado por Crónica Global, que plasma claramente la “cordialidad” que caracteriza a este tipo de personas.