Pasar al contenido principal
En Orense

Los lobos, imparables: matan 130 cabras a un ganadero en solo cuatro meses

Un desastre absoluto. Así podríamos definir la situación a la que se enfrenta un pastor de Galicia después de los últimos ataques de lobo que ha sufrido su ganado.
Lobos 130 cabras En solo cuatro meses, los lobos han dejado en jaque el rebaño de este ganadero de Orense.

En solo cuatro meses, los cánidos se han llevado por delante nada menos que 130 cabras de las 150 que componían su rebaño.

 

José Luis Pombar, un vecino del municipio de Nogueira de Ramuín, en la provincia de Orense, ha visto cómo sus planes se truncaban en poco tiempo. Como cuenta en los medios regionales, había puesto en marcha un pequeño negocio para producir queso de cabra a través de la empresa llamada Ganadería Galmex S.C. El producto saldría de este rebano, pero prácticamente todas las reses han sido devoradas por los cánidos.

 

Las cabras muertas ya formaban parte de la cadena de producción. El ganadero vendía la leche a una industria y gracias a estos ingresos podía ampliar sus instalaciones e instalar maquinara para elaborar su propio queso, el cual era vendido en el mercado. Tras el desastre sufrido en su finca, Pombar es contundente. "De esta forma no puedo continuar", lamenta.

 

Entre noviembre y febrero

 

Fue durante el pasado mes de noviembre cuando el ganadero empezó a darse cuenta que le faltaban algunas cabras. En este momento, los lobos comenzaron con la masacre. En lo meses sucesivos, los ataques se fueron recrudeciendo. Y así hasta las 130 cabras muertas que contabilizó en febrero.

 

Una de los argumentos más habituales que usan los animalistas es que los ataques se evitarían si el rebaño estuviera protegido por perros. José Luis tenía varios e igualmente se produjo la matanza. "Las cabras no estaban solas. Las cuidamos junto con seis mastines, pero basta que las dejes un momento para comer con la familia, para que aparezca el lobo", relata el afectado a La Región.

 

Tras los primeros ataques, el propietario halló los cuerpos de más de medio centenar de cabras repartidos por varias zonas adyacentes a su finca.

 

Lobos 130 cabras

 

Poco después informó a la Xunta de Galicia y se puso manos a la obra para tramitar las ayudas compensatorias. Pero al parecer, el Ejecutivo tan solo le abona 56 reses, las que pudo localizar. En cuanto al resto, no ha recibido ninguna subvención ya que los cuerpos no han aparecido. “Eran animales en plena producción”, explica resignado.

 
Pero este ganadero sigue con su lucha y no está dispuesto a renunciar a lo que le pertenece por derecho y justicia. Ha tramitado una denuncia por las 74 cabras restantes, aunque no está seguro si llegará a buen puerto. Recuerda además que hace dos años, ya recibió la ‘visita’ de los lobos. En este caso, le mataron un toro y una vaca. A día de hoy, aún no ha recibido ni un céntimo por ello.

 

Las que han muerto han sido valoradas en más de 9.000 euros y la Guardia Civil mantiene una investigación abierta para localizar las 74 cabezas. Asimismo, tratan de cerciorarse de que, efectivamente, han sido víctimas de los lobos. El ganadero no tiene ninguna duda de que esto es así.

 

Más de 2.000 fincas al borde la ruina

 

Los ganaderos gallegos han sido duramente golpeados por las lobadas. Tal es la situación, que más de 2.000 fincas en la región se encuentran al borde de la desaparición. En los últimos meses, zonas de Orense como O Barco y Amoeiro han sufrido graves ataques al ganado.

 

En este medio también hemos informado de casos en la parroquia de Olives, en el municipio coruñés de A Estrada, o en Oca de Arriba (Pontevedra).