Pasar al contenido principal
LA PROBLEMÁTICA DE LOS LOBOS, AHORA CON SARNA

Un lobo sarnoso entra en un pueblo y se lleva un yorkshire a plena luz del día

La problemática con los lobos nos deja cada día imágenes y testimonios más insólitos cada vez, como las imágenes que se han difundido hoy del lobo sarnoso que “entró en el pueblo a plena luz del día y salió con un yorkshire entre las fauces”.
Lobo consumido por la sarna que lleva días merodeando y haciendo incursiones en un pueblo de León. Lobo consumido por la sarna que lleva días merodeando y haciendo incursiones en un pueblo de León.

La excesiva población de lobos en algunas zonas de España está provocando conflictos, encontronazos y daños a los habitantes de las zonas rurales a diario, que ahora además tienen que lidiar también con los lobos sarnosos que se pasean por sus pueblos y se llevan a sus mascotas. 

 

Así de descarado se paseaba este ejemplar terriblemente consumido por la sarna, que en su desesperación por sobrevivir se dedica a intentar conseguir alimento fácil por los pueblos, ya que difícilmente podrá cazar ningún animal silvestre por si mismo. La gravedad de la situación es terriblemente alarmante y con fotografías y testimonios como este, se pone de manifiesto la urgencia de soluciones por parte de la Administración

 

El ejemplar de lobo con sarna bebiendo en el charco de un camino muy próximo a las casas

 

Las fotografías han sido tomadas en un pequeño pueblo de León entre las casas, en Rozuelo. Apenas hace tres días, el mismo ejemplar demacrado por la sarna, entró de igual forma en El Valle, un pueblo cercano, para llevarse un perro de raza yorkshire entre los dientes y ante la impotencia de los presentes. Parece que ha encontrado en los perros de los vecinos del pueblo, una presa fácil para conseguir alimentarse en su lamentable estado de salud.

 

La superpoblación de lobos en las zonas del norte y centro de España es un problema que se viene denunciando por parte del colectivo de ganaderos, agricultores y cazadores desde hace años; un problema que sigue agravándose cada día que pasa poniendo en riesgo la forma de vida de miles de familias de nuestro país. 

 

El lobo con sarna entre los jardines de las casas

 

Por si fuera poco, ahora la sarna se expande también por los lobos, con el riesgo que eso conlleva. Hace unos días denunciábamos la situación de las poblaciones de lobos de Zamora, en las que se han detectado numerosos casos de sarna en los cánidos y que ahora parece extenderse como la pólvora por la zona norte de la meseta. 

 

El problema del lobo es que en sus campeos recorre los territorios de todas las especies, incluidos los humanos y la sarna es una enfermedad de muy fácil contagio, que consume en la agonía a los animales que la padecen, hasta provocar una muerte lenta y dolorosa por el pudrimiento de la carne en vida. Basta con que el animal enfermo roce una mata para que el siguiente animal que por allí pase se infecte también. 

 

"Cantabria se muere, lobos no" dice la pintada en el cartel de carretera que anuncia el comienzo de la comunidad.

 

La nula gestión de la sarna en el segundo brote importante que se produjo en el año 2013 en Cantabria, ha hecho que poco a poco la enfermedad se propague y pase de unas especies a otras y a día de hoy, sea una realidad latente en toda la península aunque no quieran hablar de ello. Las Administraciones, a pesar de ser conocedoras del problema, no están tomando ningún tipo de medidas y las consecuencias en un plazo no tan largo, podrían ser fatales.

 

VÍDEOS: lobos dentro de pueblos no tan al norte

 

En las zonas de Aranda del Duero o Burgos, la presencia de lobos es el pan nuestro de cada día. Allí fueron fotografiados estos ejemplares de lobo en mitad de una carretera, tan solo a 3 kilómetros del pueblo más cercano. Las pintadas en las señales que rezan “Cantabria se muere, lobos no” se están convirtiendo algo habitual y los rastros de los cánidos, están por todas partes. 

 

Lobos caminando por una carretera a escasos 3 kilómetros del pueblo más cercano

 

Las espeluznantes imágenes de un lobo a plena luz del día campando a sus anchas por medio de un pueblo, o los agricultores que desde el tractor los ven deambular realmente cerca, son cada vez más frecuentes. En el vídeo a continuación se muestran dos ejemplos de ellos, grabados recientemente. 

 

 

 

La situación del lobo en España está llegando a un punto en el que si no se toman medidas urgentes, las poblaciones de lobos pueden acabar como los rebecos cantabros, contagiando la epidemia al resto de especies silvestres y acabando con una parte muy importante de nuestra fauna. Pero pueden acabar también por dar la puntilla a una industria ganadera y agrícola que lucha por sobrevivir, en un medio rural abandonado en muchos casos que ve como su forma de vida se hace insostenible a la par que la despoblación se convierte en realidad.