Pasar al contenido principal
Después de que una piara destrozara varios jardines

Encuentran un jabalí muerto en una piscina de Majadahonda

Hace unos días, una vecina de Majadahonda se encontró con un jabalí muerto en una piscina, después de que una piara destrozara varios jardines en una urbanización de la localidad.
Jabalí piscina Majadahonda Imagen del jabalí muerto en la piscina de una vivienda de Majadahonda (Fotos: Majadahonda Magazin).

Y es que las incursiones de cochinos en esta zona de la Comunidad de Madrid están a la orden del día, tal y como hemos venido reflejando en este medio en los meses recientes. No obstante, la aparición del jabalí ahogado resulta más sorprendente. Al parecer, el cochino pudo haber caído al agua por accidente, después de destrozar junto a otros jabalíes las zonas ajardinadas de varias casas particulares.

 

Una de las afectadas, Olga Roa, cuenta en el portal Majadahonda Magazin que el hecho se produjo durante la madrugada del 7 al 8 de agosto. Los guarros se internaron en su casa y en las de otros cinco vecinos, arrasando los jardines. Según cuenta, los animales campan a sus anchas por la urbanización del Pinar del Plantío y lugares colindantes.

 

En los distintos jardines que los jabalíes han levantado, llegaron a hozar con gran profundidad. Además del césped, destrozaron plantas, lindes, muebles, luminarias y todo lo que encontraron a su paso. 

 

Las autoridades, sin soluciones

 

En lo que respecta al animal ahogado, fue hallado por los dueños de la casa sobre las 9 de la mañana del día 8 de agosto. La mujer denuncia que fue retirado por el Ayuntamiento, varias horas después, sobre las 16:30 “después de mucha reticencias”.

 

Olga Roa relata que cuando comunicó la incidencia, desde el Consistorio no se lo pusieron nada fácil. “Es una vergüenza que el Ayuntamiento de Majadahonda haya buzoneado un tríptico con lo que se debe hacer en caso de que se vean jabalíes, y cuando sigues sus normas y llamas por un avistamiento, te responden lo que pone el tríptico”, denuncia.

 

Jabalí piscina Majadahonda

 

Asimismo, explica que tuvo que informar a las autoridades sobre el tamaño del animal, las medidas de la piscina, el agua depositada… La mujer se lamenta afirmando que la situación “daba risa, parecía que lo habíamos ahogado nosotros”.

 

Tras el enésimo episodio con los jabalíes urbanos protagonizando destrozos, los vecinos de esta urbanización de Majadahonda tienen una sensación de “total inseguridad” porque “noche sí y noche también se pasean tranquilamente por la calle Homero, donde ha sido levantado el césped varias veces”.

 

Por todo ello, se preguntan hasta cuándo tendrán que soportar esta situación. “Hasta que un día nos matemos porque se nos cruce un jabalí o una piara y te empotres contra ellos o te salgas de la carretera por esquivarlos”, critican los afectados. Mientras tanto el Ayuntamiento ha repartido varios trípticos sobre cómo actuar en estos casos, pero llegada la hora de la verdad, las medidas para frenar las invasiones parecen que brillan por su ausencia.

 

Reclaman la caza como solución

 

Desde los colectivos de afectados, le piden al Ejecutivo local que tomen medidas competentes para que no siga aumentando la población de jabalíes. “Hagan batidas legales, cierren el Pinar a los paseantes y con unos buenos guardas forestales estaría el asunto resuelto”, reclaman Olga Roa en su escrito.

 

Como bien apunta esta ciudadana de a pie, “la fauna debe ser controlada, pero controlada de verdad”. Además, añade que la práctica de la actividad cinegética, con todo lo que deriva de ella, supone un gran aporte económico para los municipios y negocios. Por último, denuncia que este asunto “está fuera de control por las autoridades”.