Pasar al contenido principal
ACCIDENTE DE CAZA

Un herido por disparo de escopeta en un accidente de caza en La Rioja

Durante la jornada de ayer en La Rioja, un cazador sufrió un accidente durante una cacería en el que resultó herido por el disparo de una escopeta, alcanzándole los plomos en el estómago, muslo y la ingle.
El accidente se produjo sobre las 11:50 de la mañana del domingo, en una finca en La Rioja. El accidente se produjo sobre las 11:50 de la mañana del domingo, en una finca en La Rioja.

Miguel Ángel Moreno Bermejo, de 53 años y vecino de Milagro, recibió un disparo de forma accidental cuando se encontraba cazando en la finca de Rincón de Soto, en La Rioja. Los perdigones le alcanzaron en el muslo, la ingle y el estómago, teniendo que ser trasladado de urgencia al Hospital Reina Sofía de Tudela, donde espera ahora a ser intervenido aunque ya se encuentra fuera de peligro

 

Como hemos sabido a través de la Delegación del Gobierno en La Rioja, fueron los propios familiares del herido quienes lo atendieron inmediatamente después de producirse el suceso, y lo trasladaron al centro hospitalario de la capital ribera donde fue ingresado. El accidente ocurrió por la mañana cuando celebraban una jornada de caza a los conejos en el término de Miralbueno, y aunque en un primer momento el pronóstico era reservado, en el momento de ingresar parecía encontrarse ya estable. 

 

El riesgo de adelantarse a la mano

 

Miguel Ángel Moreno Bermejo, cazador herido en el accidente de caza

 

Todo parece indicar que el disparo se produjo porque Miguel Ángel se adelantó inconscientemente a la mano, generando una situación de peligro que acabó con fatales consecuencias. Miguel Ángel se encontraba cazando con otros dos vecinos de Milagro, su hermano y su cuñado, en una jornada a los conejos, en la que estos dos últimos caminaban por la parte baja, en una vaguada. 

 

Miguel Ángel lo hacía por el monte de la zona un poco más alta, por la ladera. Salió entonces un conejo poniéndose a tiro de los dos cazadores que avanzaban por la zona inferior. Fue el hermano del herido quien realizó los disparos, errando los dos primeros tiros pero alcanzando con el tercero a Miguel Ángel y provocando el fatal accidente, ya que no se percató de su presencia hasta que fue tarde.

 

Sobre la marcha atendieron al herido, le proporcionaron los primeros auxilios y procedieron a trasladarlo al hospital Reina Sofía de Tudela. Estable y consciente, Miguel Ángel ha sido capaz de atender algunos medios locales de prensa de forma telefónica, y ha asegurado que se encontraba “bien dentro de lo normal”, a pesar de los fuertes dolores y las evidentes molestias de su estado. 

 

“Lo que más me preocupa es que se me están hinchando mucho las zonas heridas”, comentaba algo inquieto. “Ya me han extraído perdigones de la ingles y he visto las estrellas”, confesaba antes de avanzar que aún no estaba claro por parte de los médicos, si procederían a extraer todos los demás perdigones a lo largo de hoy. 

 

“Ahora toca esperar” ya que parece ser que para la extracción de algunos plomos, los doctores se están planteando la cirugía por la dificultad de su extracción o la delicada localización de estos, “los médicos están valorando si es conveniente o no la extracción del resto de plomo mediante una operación”, contaba Miguel Ángel.