Pasar al contenido principal
En un perfil de Facebook

Guardas rurales afirman que los ataques de lobo al ganado se evitan haciendo rondas

Sorprendente afirmación por parte de una cuenta de Facebook dedicada a los guardas rurales, que ha expresado que los ataques de lobo a la ganadería se evitan mediante “rondas disuasorias”.
Guardas rurales lobos Una cuenta no oficial de Facebook dedicada a los guardas rurales ha hecho dicha publicación.

Una cuestión que resulta bastante llamativa. Y es que con toda tranquilidad, reducen este profundo y grave asunto a algo muy simple. El perfil en cuestión, Guardas Rurales España - Seguridad Rural y Gestión Medioambiental, ha realizado una publicación que ha generado polémicas y comentarios de todo tipo en su propio muro. No se trata de una cuenta oficial, pero no deja de sorprender que desde un entorno relacionado con este colectivo se hagan este tipo de alusiones tan dudosas.

 

“La importancia de la convivencia entre el lobo y la humanidad... El simple hecho de rondas disuasorias por las granjas, por los GUARDAS RURALES hacen que los lobos se abstengan de intentar alimentarse de los animales domésticos”, reza el texto.

 

Guardas rurales lobo

 

Asimismo, la publicación va acompañada de un par de fotografías con lobos. Y también resulta llamativo que en una de las imágenes, no aparezcan lobos salvajes. Se trata claramente de ejemplares criados en cautividad, que se encuentran en algún tipo de centro de interpretación. Como decimos, lobos amaestrados y acostumbrados a la presencia humana.

 

Pero ahí fuera, en mitad del monte, la situación es muy distinta. Se trata de un drama muy serio al que se enfrentan muchos ganaderos que, con todo tipo de medidas disuasorias, tratan de espantar los lobos. Y la mayoría no lo consiguen.

 

A los cánidos no les frenan ya ni los pastores eléctricos, ni que las reses están en vallados o protegidas por perros. Tampoco se reducen lobadas porque el ganado se encuentre cerca o, incluso, dentro de las poblaciones. No nos hartamos de decirlo, los lobos se expanden sin control y ni siquiera se asustan de la presencia humana.

 

Decíamos que en la publicación, varios comentarios también mostraban su oposición. Algunos usuarios centraban su crítica en el desconocimiento sobre el tema de los responsables de la cuenta. Otros, como era de esperar, hablaban acerca de que lo lobos de la foto eran claramente domesticados y habían sido criados por personas. Y también se destacaban aspectos evidente, como que los cánidos cada vez rehúyen menos el contacto humano y se mueven incluso a plena luz del día.

 

Guardas rurales lobos

 

Guardas rurales lobos

Guardas rurales lobos

 

Nos extraña mucho que esta medida pueda ser efectiva, no solo por su ineficacia, sino porque en España están afectados por los ataques de lobo miles y miles de ganaderos. La cantidad de personal que haría falta para vigilar el ingente número de hectáreas en toda España, es prácticamente imposible de asumir.

 

La mayoría de los ataques se producen durante la noche. Pero de día también se están produciendo lobadas. Además, por si no fuera poco, volvemos a reiterar que la presencia humana ya no un problema para los lobos.

 

Casos probados

 

Este argumento queda probado con numerosos testimonios, vídeos y pruebas gráficas, muchos de ellos publicados en este medio.

 

Hace unas semanas, en León, un agricultor grabó desde su tractor un lobo a escasos metros. Cuando lo normal es que el cánido pusiera pies en polvorosa a toda prisa ante la presencia del hombre, nada de eso ocurre.

 

 

El animal se va acercando al autor del vídeo hasta colocarse a poca distancia. Al principio, el hombre trata de espantarlo, pero hace caso omiso. Finalmente, el cánido se va alejando poco a poco, aunque ni mucho menos demuestra temor. Todo lo contrario, se queda merodeando por la zona y de vez en cuando echa la vista atrás.

 

Unos días después, a principio de abril, un cazador grababa un lobo acechante a muy pocos metros mientras estaba en el monte con sus perros. Un vídeo cargado de tensión que podéis recordar AQUÍ.