Pasar al contenido principal
El Gobierno asturiano le ha imputado una falta grave

El guarda que acusó a los cazadores de furtivos se lleva otra sanción

Hace aproximadamente un año, Xurde Gayol, un guarda de Medio Natural de Asturias, generó una gran polémica tras criticar de forma muy dura la gestión del lobo que se estaba haciendo en el Principado.

Entre otras cuestiones, Gayol acusó gravemente a los cazadores de furtivos, afirmando que nuestro colectivo abatía a los cánidos "ilegalmente". También cargó contra los ganaderos, señalando que estafaban a la Administración, o contra sus compañeros de profesión, sobre los que aseveró que "les gusta el gatillo".

 

Cuando este documento salió a la luz, la Fundación Artemisan emprendió acciones legales para que este tipo de críticas contra el sector "no quedaran impunes". También pusieron el hecho en conocimiento del Gobierno asturiano para que, si lo consideraba necesario, emprendiera algún tipo de acción disciplinaria. Finalmente, dichas acusaciones le costaron a este guarda un expediente.

 

Pero ahora, el Gobierno regional ha vuelto a sancionar a Xurde Gayol. Le han imputado una falta grave haber cometido un "atentado en la dignidad de los funcionarios o de la Administración".

 

El guarda se enfrenta suspensión firme de funciones con una duración máxima de 3 años", el "traslado forzoso con o sin cambio de localidad de residencia por el período que en cada caso se establezca" o el "demérito que en la penalización a efectos de carrera, promoción o movilidad voluntaria", según refleja el texto del expediente. La decisión final sobre las sanciones la tendrá Fernando Lastra, consejero de Medio Ambiente.
 



Por su parte, varios grupos ecologistas se han mostrado contrarios a esta sanción y argumentan que los cargos contra Gayol están "fuera de todo lugar y condición".

 

Precisamente, la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel) y "Amigos de Xurde" convocaron el pasado fin de semana una protesta en Navia como acto de apoyo al guarda.