Pasar al contenido principal
En el municipio de Xátiva (Valencia)

Un grupo de animalistas revienta una batida de jabalíes

Varios activistas animalista y ecologistas sabotearon una batida de jabalíes celebrada este fin de semana en el municipio valenciano de Xátiva. Finalmente, lograron paralizarla.
Animalistas_revienta_batida_G Imagen de los activistas anticaza mientras sabotean la batida de jabalíes (Foto: Levante-emv).

La cacería, que estaba autorizada por el Ayuntamiento, tenía disposición de llevarse a cabo en la zona de la Serra Grossa. Cuando los animalistas, encapuchados y con megáfonos, se internaron en el terreno, los cazadores llamaron a la Guardia Civil. Ante la situación, los agentes se vieron obligados a paralizar la batida por la presencia de personas en el lugar donde se estaba desarrollando, ya que las medidas de seguridad se vieron afectadas.

 

Tras conseguir su objetivo, los activistas mostraron su  "satisfacción" por la paralización de la batida y su rechazo a la actividad cinegética, "completamente innecesaria y que se realiza con la excusa del control biológico".

 

La Federación denunciará a los animalistas

 

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha anunciado que denunciará este sabotaje. "No podemos permitir la intolerancia por parte de grupos radicales que no permiten que haya cualquier actividad contraria a su pensamiento", ha asegurado a Levante-emv.com el presidente de la entidad, Raúl Esteban.


 
Además, ha aprovechado para recordar algo que muchos parecen no tener presente. Y es que este tipo de acciones cinegéticas cobran una importancia aún mayor, ya que son autorizadas por la Adminstración a raíz de los importantes prejuicios que provocan los jabalíes. Por tanto, Esteban ha aclarado que se trata de "una actividad legal y necesaria para controlar la sobrepoblación de determinadas especies".

 

Como ocurre en muchos puntos del país, el exceso de jabalíes conlleva accidentes de tráfico y daños en las explotaciones agrarias, por los cuales los agricultores demandan a los cazadores este tipo de medidas de control.

 

Animalistas revientan batida.

 

Por su parte, después de reventar la cacería, los activistas señalaron que "hay más métodos de control que no implican el asesinato de ningún animal”. Defienden además que los pocos ejemplares de jabalíes que se han cazado en estos dos días de batida en Xàtiva “ponen en entredicho la eficacia del método de control utilizado". Asimismo, en un alarde de inteligencia, han afirmado que “la naturaleza tiene los mecanismos de equilibrio y se autorregula” sin la intervención del ser humano.

 

También han acusado a los cazadores de tener “privilegios” porque, a lo largo de la temporada de caza, “la mayor parte de la zona verde del estado español está reservada para ellos, quedando inaccesible para el resto de la ciudadanía, que no puede disfrutar del territorio".