Pasar al contenido principal
'Operación Torno' en Talavera de la Reina

Gran golpe al furtivismo y al tráfico ilegal de armas

La Guardia Civil ha asestado un importante golpe al tráfico ilegal de armas y al furtivismo. Ha desmantelado un taller clandestino donde se llevaban a cabo estas y otras prácticas delictivas.
Operación torno La Guardia Civil ha incantuado una gran cantidad de material en Talavera de la Reina.

La llamada ‘Operación Torno’ se ha saldado con dos detenidos en el municipio de Talavera de la Reina (Toledo), sendos hombres de 36 y 70 años. Los procesados se dedicaban en su taller ilegal a la venta, fabricación y modificación de armas de fuego de manera ilegal. Asimismo, también tenían numerosos trofeos de caza que habrían obtenido sin autorización.

 

A los dos delincuentes se les imputan varios delitos por tráfico de armas, tenencia de armas prohibidas, tenencia de armas reglamentarias careciendo de permiso o autorización necesaria y contra la flora y fauna.

 

Material incautado

 

Los agentes de la Benemérita, durante su registro, 3 armas largas, 4 silenciadores de rifle, 1 visor térmico, unas gafas de visión nocturnas, 63 trofeos de especies cinegéticas, 5 cabezas de corzo macho sin naturalizar, 2 ballestas artesanales, material para la realización de silenciadores y más de 10.000 euros en efectivo.

 

Entre los trofeos de ejemplares requisados, se encontraban piezas de casi todas las especies de caza mayor reseñables que se encuentran en nuestro país. Había varios venados, gamos, rebecos, corzos, jabalíes, machos monteses y algún muflón.

 

Operación torno

 

Las pesquisas se iniciaron el año pasado. Desde entonces el Grupo de Información de la Guardia Civil en Toledo disponía ya de información acerca de la posible existencia de un punto de venta de armas ilegal en una localidad de la provincia toledana. A partir de aquí tiene su origen a la 'Operación Torno' que ha llegado ahora a buen término.

 

A través de las investigaciones, el Instituto Armado, con el apoyo de la Jefatura de Información (UCE-3), pudo comprobar meses después la existencia de este taller clandestino ubicado en un polígono industrial de Talavera de la Reina. También se confirmó que aquí se realizaba la fabricación, manipulación o modificación de armas.

 

Una persona residente en la localidad también toledana de Carpio de Tajo era la encargada de realizar las pruebas con estas armas y comercializar con ellas. Los interesados en estas armas eran principalmente furtivos, según ha podido saber la Guardia Civil.

 

 

Pero la actividad ilegal no se ceñía al entorno de esta localidad. Los delincuentes habían logrado articular una importante red de contactos que les permitía traficar por todo el territorio nacional.

 

Después de todas las averiguaciones y confirmaciones delictivas, la Benemérita de Toledo procedió al registro del taller de Talavera y de la vivienda de Carpio de Tajo.

 

Fue en el taller donde  el Grupo de Información de la Guardia Civil, la UCE-3 y el Servicio de Protección de la Guardia Civil encontraron la maquinaria y las herramientas necesarias para la fabricación de armas de fuego y los silenciadores. También en este recinto clandestino se hallaron las armas, los trofeos y el dinero en efectivo ya citados. Además había aquí material informático y diversa documentación para su análisis.

 

Operación torno

 

Tras la detención de los dos hombres, posteriormente  fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Talavera de la Reina.

 

Recientes golpes al furtivismo y el contrabando

 

En los últimos meses, la Guardia Civil también ha asestado importantes golpes al tráfico ilegal de armas y especies, así como al furtivismo.

 

El pasado año, la Benemérita incautó en Guadalajara una importante cantidad de trofeos de y animales naturalizados ilegales. Entre las piezas se encontraban elefantes, hipopótamos, cráneos de oso y lobos, colmillos de marfil o pieles.

 

Según apuntaron fuentes de la Guardia Civil, la mercancía formaba  parte de una colección privada de trofeos de caza, adquiridos en cacerías en países africanos, principalmente. El medio regional La Crónica, fue incluso más allá y afirmó que el propietario de las piezas es Gerardo Díaz Ferrán, el empresario encarcelado después de haber sido presidente de la CEOE y dueño de la quebrada Viajes Marsans.

 

Visores y taxidermia

 

Más recientes son las dos operaciones desmanteladas este mismo año, también por la Benemérita. En febrero, más de 200 especies ilegales fueron incautadas en el marco de la ‘Operación Taxideralia’. Venados, gamos, arruís, cabras monteses, rebecos, corzos, jirafas o antílopes estaban entre los ejemplares intervenidos.

 

Y hace solo una semana, nos hacíamos eco del colofón de la ‘Operación Hedwig’. En este caso, las autoridades incautaron más de 200 visores térmicos y nocturnos dedicados al contrabando y valorados en cerca de un millón de euros.