Pasar al contenido principal
ASALTOS ANIMALISTAS A GRANJAS DE ANIMALES

Un ganadero acaba agarrando del cuello a una animalista que asaltó su explotación

Un grupo de animalistas radicales se coló en su explotación saltándose el perímetro de protección y en el enfrentamiento, el ganadero acaba zarandeando a una de las activistas.
Imagen del momento de mayor tensión vivido en la explotación francesa de cerdos. Imagen del momento de mayor tensión vivido en la explotación francesa de cerdos.

Ha ocurrido en Francia, donde un grupo de activistas radicales en defensa de los derechos de los animales, asaltó una explotación de porcino saltándose todos los perímetros de seguridad y salubridad. Los activistas invadieron ilegalmente la granja ante lo que los ganaderos que se encontraban allí trabajando, tuvieron que plantarles cara. La acalorada discusión subió de nivel de tal forma, que llegado un punto uno de los hombres que trabajan en la explotación acabó agarrando del cuello a una de las activistas

 

Los veganos radicales invadieron la propiedad privada de forma ilegal, grabando con teléfonos y cámaras su “heroica” hazaña, mientras insultaban e increpaban a los trabajadores de la explotación. Impidiéndoles hacer su trabajo y paseándose entre los animales -zona completamente prohibida para todo el personal ajeno a la explotación por motivos de higiene y salubridad de los animales-, los animalistas provocan una escena violenta y uno de los hombres acaba perdiendo la paciencia y el control. El momento de mayor tensión se vivió cuando el desesperado hombre agarró a una de las activistas por el cuello, y tras zarandearla unos segundos vuelve a soltarla.

 

Por fortuna para los ganaderos y propietarios de explotaciones, este tipo de asaltos está penado por ley y las multas y sanciones son cada día mayores. Los activistas irrumpen saltándose todos los protocolos de seguridad e higiene, invadiendo una propiedad privada y provocando mediante insultos y gritos una escena grotesca y desagradable. Los ganaderos están hartos de estos ataques, ya que además hay zonas y explotaciones en particular que sufren ataques casi periódicos. Por suerte para ellos, las sanciones se han endurecido y servirán de repelente para aquellos que tengan en mente protagonizar un asalto como este. 

 

 

 

Un año de cárcel para los animalistas violentos 

 

Uno de los focos donde más radical y más extendida está la doctrina animalista es en Australia. Los asaltos a granjas se producen con frecuencia y la violencia de las actuaciones de los veganos ha adquirido tintes de dictadura ideológica, por eso el gobierno se ha visto obligado a tomar medidas para proteger la propiedad privada y la defensa de las explotaciones ganaderas. Tras una violenta jornada protagonizada por estos activistas, el Gobierno anunció que había puesto sobre la mesa una serie de medidas y prohibiciones para restringir la actividad de los animalistas, después de los activistas bloquearan el tráfico en la ciudad de Melbourne y asaltaran granjas y mataderos, llegando a llevarse robados algunos animales. 

 

Esta nueva propuesta de Ley, contempla penas de hasta un año de cárcel para aquellos que se dediquen a divulgar las localizaciones de negocios agrícolas y animales en internet, ya que tal y como explicaba Scott Morrison, “cuando están usando la información personal de la gente, los detalles de sus casas, no solo se trata de sus granjas, es donde sus niños viven y crecen”.