Pasar al contenido principal
Por las calles de Torrejón de Ardoz (Madrid)

Detienen a dos furtivos con siete cabezas de corzo tras una persecución policial

Importante golpe asestado al furtivismo de corzos, que ya empieza a actuar y delinquir coincidiendo con el desvede de la especie. El último caso se ha producido en Torrejón de Ardoz.
Siete_cabezas_corzo_G Imagen de las cabezas de corzo incautadas a los furtivos.

En este municipio de la Comunidad de Madrid, la Policía Nacional ha detenido a dos furtivos como presuntos autores de un delito contra la fauna cuando portaban siete cabezas de corzo, armas y diverso material para llevar a cabo sus fechorías.

 

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado día 21 de marzo. Los agentes dieron el alto a un vehículo que circulaba a una gran velocidad. Al percatarse de la presencia de las autoridades, en vez de detener la marcha, el conductor pisó el acelerador del vehículo y los delincuentes emprendieron la huida.

 

La Policía Nacional comenzó entonces la persecución de los furtivos durante más de 20 minutos. En algunos momentos, el coche llegó a circular en el sentido contrario de la vía.

 

Los furtivos, en un intento desesperado por escaquearse, colisionaron su coche con el de los agentes para inutilizarlo. Uno de los ocupantes emprendió entonces una huida a pie, portando un arma y una mochila.

 

Material incautado

 

Fue perseguido por los agentes que, finalmente, lograron alcanzarle. Fue detenido en ese mismo instante y se le incautó un rifle, nueve cartuchos metálicos y un cuchillo de grandes dimensiones.

 

Este primer detenido, intentó durante la persecución esconder la mochila que portaba debajo de uno de los coches que estaban apartados en la calle. No obstante, fue encontrada después por los agentes.

 

 

Cuando fue inspeccionada por la policía, en su interior encontraron las siete cabezas, que parecían haber sido cortadas recientemente. Además, también había un hacha, un cuchillo de doble filo, un silenciador para el arma, munición y varios artilugios más relacionados con la acción furtiva. Según las estimaciones realizadas por la propia Policía Nacional, el valor de las piezas incautadas alcanzaba los 6.000 euros cada una.

 

También fue detenido el furtivo que viajaba en el coche, y ambos individuos han sido puestos a disposición judicial. Además de a un delito contra la fauna, se enfrentan a cargos contra la seguridad vial y por atentado a agentes de la autoridad.

 

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la comisaría de Torrejón de Ardoz y contó con la colaboración del Grupo de Medio Ambiente de la Policía Nacional.