Pasar al contenido principal
En el municipio onubense de Moguer

Dos furtivos encañonan al dueño de un coto tras ser sorprendidos

La Guardia Civil está investigando a dos furtivos que fueron sorprendidos en un coto por el dueño. Los delincuentes llegaron incluso a encañonar al propietario con las armas que portaban.
Furtivos encañonan dueño Armas incautadas por la Guardia Civil a los furtivos.

Según ha explicado la Benemérita en nota de prensa, los hechos ocurrieron el pasado 7 de julio en un coto de Moguer, provincia de Huelva. Los furtivos, en compañía también de un menor de edad, se internaron en el acotado sin permiso del titular, además de no disponer de autorización para ejercer la actividad.

 

El dueño les llamó la atención y se puso inmediatamente en contacto con la Guardia Civil para comunicarles lo sucedido. En ese momento, los furtivos encañonaron al propietario del coto y le amenazaron con las armas que portaban. Incluso trataron de golpearle.

 

Seguidamente, los individuos huyeron a pie de la zona y dejaron abandonado en el coto el vehículo en el cual se habían trasladado. Cuando los agentes llegaron, revisaron el vehículo e investigaron los datos del mismo. En el interior había varias armas, además de otros objetos que podían incluso observarse desde el exterior. El material fue requisado durante el registro.

 

Tras las investigaciones, los furtivos fueron identificados por la Guardia Civil y, finalmente, localizados al día siguiente. A los delincuentes les fueron requisadas todas las armas de fuego que poseían, quedando depositadas en la Intervención de Armas de la Comandancia en Huelva.

 

Por los hechos ocurridos, los furtivos se enfrentan ahora a dos delitos, uno por amenazas con armas de fuego y otro contra la flora y fauna. El caso se encuentra a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Moguer.

 

Operaciones recientes en Andalucía

 

También en este día hemos conocido que los agentes medioambientales han decomisado en el mercadillo de antigüedades de La Zubia (Granada), numerosos cepos y trampas ilegales, además de dos especies protegidas disecadas.

 

En cuanto a los artilugios hallados, se trataba de 19 costillas dedicadas a la captura de aves, además de dos cepos metálicos donde caían conejos piezas de caza menor. También se requisaron dos ejemplares de cernícalo vulgar y mochuelo común disecados.

 

Y esta semana, se producía otro golpe contra las artes furtivas en la misma provincia de Huelva. En este caso, el furtivo había colocado varios lazos de acero ilegalmente, en los que cayó un perro que tuvo que ser rescatado por el Seprona cuando estaba a punto de asfixiarse. El hombre ha sido condenado a cuatro meses de prisión y 1.500 euros de multa, a razón de seis euros diarios durante ocho meses. Se le imputan dos delitos de atentado contra la fauna y flora y maltrato animal.