Pasar al contenido principal
En Mula (Murcia)

Pillado un furtivo tras matar y decapitar un arruí

Este fin de semana, las autoridades han vuelto a poner coto al furtivismo. En la Región de Murcia, han pillado con las manos en la masa a un furtivo de arruí.
Furtivo Arruí Mula Cabeza del arruí confiscada por los agentes de Medio Ambiente.

El pasado sábado 22 de junio, los Agentes Medio Ambientes del Gobierno murciano sorprendieron a un furtivo que había abatido un ejemplar de arruí en la Sierra de Pedro Ponce, cerca del municipio de Mula.

 

Según las autoridades, el delincuente se había colado en un acotado sin tener ningún permiso para ejercer la actividad. Asimismo, había decapitado al arruí. Los agentes medioambientales interceptaron al individuo mientras trataba de escapar de la zona con el trofeo abatido.

 

Entonces, los guardias abrieron diligencias contra el furtivo por delinquir en un terreno donde no tenía autorización. Tras denunciar al hombre, el equipo de Medio Ambiente decomisó tanto el rifle utilizado para el abate como la cabeza del arruí decapitado.

 

Más furtivos de arruí

 

Aunque la Región de Murcia no es de las zonas más devastadas por el furtivismo, también consta algún caso ocurrido en los últimos tiempos.

 

El pasado mes de abril, en una de las zonas predilectas de arruí, Sierra Espuña, cuatro individuos fueron pillados tras abatir un ejemplar de este carnero. Dos de los investigados procedían del municipio de Totana, mientras que el resto eran foráneos.

 

Todos los furtivos carecían de licencia, así como de permiso. Además, estaban llevando a cabo su acción furtiva en terreno no cinegético y durante la época de veda. Cuando los agentes de Medio Ambiente sorprendieron a los delincuentes, hallaron en la zona una hembra de arruí abatida junto a dos crías que estaban vivas.

 

Arruís rescatados

 

Pero los arruís, así como el resto de ejemplares cinegéticos, no solo se enfrentan al peligro del furtivismo. La mala gestión de los Gobiernos y Administraciones Públicas hace que las balsas y canales de agua sean otro elemento conflictivo.

 

También, en suelo murciano, dos arruís cayeron este fin de semana en la infraestructura del Trasvase Tajo-Segura. Ocurrió el paraje de los Rincones de Ojós, donde un par de ciclistas avistaron a los animales en serios apuros tras su caída accidental al agua.

  Arruís Tajo Segura

 

Avisaron entonces a los Agentes de Medio Ambiente, los cuales acudieron a la zona del suceso. Una vez allí, con la ayuda de varios vecinos, pudieron sacar a los arruís del fondo del canal. Ambos animales fueron puestos en libertad.

 

No solo en Marcia el Trasvase Tajo-Segura deja su impronta. Hace exactamente un año, publicábamos un reportaje donde los cazadores denunciaban la situación que se vivía en este canal a su paso por Guadalajara, Cuenca y Albacete.

 

En este caso, la Federación de Caza de Castilla-La Mancha y Aproca remitieron un escrito al Gobierno Regional  y la Confederación Hidrográfica del Tajo denunciando la masiva muerte de animales, especialmente corzos, zorros y jabalíes.

 

Una situación preocupante que va a más en época estival, debido a la escasez de agua en el campo. Por ello, los representantes de los cazadores catalogaban esta infraestructura como una “trampa mortal”.