Pasar al contenido principal
A PESAR DE LOS INSULTOS RECIBIDOS

Frank Cuesta defiende la caza en una manifestación animalista

En medio de una manifestación contra la caza Frank Cuesta debate con algunos activistas y defiende su postura en favor de la caza sostenible y regulada "creo que la caza es necesaria” a pesar de los insultos.
Frank Cuesta durante el rodaje Frank Cuesta durante la manifestación animalista entrevistando algunos de los activistas

Este domingo a las 21:30 horas se estrena en DMAX el episodio de Wild Frank: caza, donde el protagonista ha realizado un viaje por la cinegética en España pero donde también han tenido cabida los grupos y asociaciones anticaza, en una búsqueda de la visión global del asunto, incluyendo su paso por una manifestación animalista en la que defendió la caza a pesar de las críticas y gestos de desprecio.

 

El más polémico que nunca Frank Cuesta se ha ganado el respeto del colectivo de los cazadores, a pesar de que antes de que el herpetólogo decidiera tener una actitud más abierta y comprensiva con el mundo de la caza, no fuese uno de los personajes televisivos favoritos de la mayoría de cazadores. Más bien lo contrario. 

 

La realidad es que las tornas han cambiado mucho, principalmente por que a raíz de algunas declaraciones y su nueva iniciativa de conocer en primera mano el mundo de la caza y los toros, Frank ha cambiado su forma de ver este mundo y los cazadores han cambiado su opinión sobre él. Además, la valentía que demostró durante la manifestación anticaza para sostener ante todos que el sí apoyaba la caza seguro que le granjean aún más simpatías por una parte, así como odios por la otra. 

 

Frank acompañó a unos animalistas en el recorrido hasta el Congreso de los Diputados, que realizaron en protesta contra la actividad cinegética, algo que le resultó bastante más desagradable que las jornadas de rodaje en el campo y acabó reconociendo que "estar en la ciudad haciendo entrevistas o grabando el programa de caza es un coñazo, horrible, no hay quien lo aguante”.

 

Algunos le sacaron el dedo, otros le insultaron desde la distancia, pero Frank, siguió adelante con su objetivo. La tremenda polémica que suscita la caza hoy en día en España, nace del desconocimiento. Frank es consciente de ello y su intención al rodar el programa fue siempre la misma “creo que lo mejor es explicarle a la gente qué es lo que opinan unos y otros y explicar lo que es la caza, porque hay mucho mito que es real y mucho que es mentira”. 

 

“Es un tema polémico en España, donde hay muchos a favor y muchos en contra y eso hace que haya mucha información que acaba convirtiéndose en desinformación” comentaba Frank. A su forma de ver, es necesario intentar entender siempre las cosas sin prejuicios para poder "tener un concepto global de las cosas, eso es lo que queremos explicar en el programa, sobre todo a la gente joven”. Para él es cuestión de lógica “yo no puedo decir no a la caza si no la conozco. Primero es conocer y luego decidir”. 

 

David Rubio, presidente de la plataforma No a la Caza, se mostraba reticente a hablar con Cuesta tras su capítulo sobre la tauromaquia, pero al final accedió “luego pensamos que salir en este reportaje es una forma de dar nuestra opinión, porque si no solo se oirá a los cazadores” declaraba. Otra de las entrevistadas por Cuesta fue Alicia Roa, de la asociación Free Fox, a quien no le parecieron bien las preguntas de Frank por tratarse de “unas preguntas muy neutras, que no dejaban mostrar la empatía con los que defendemos a los animales, me parece mal”. 

 

Cuesta reconocía ante las cámaras que "sigo pensando que es necesaria, la caza cinegética y control de especies que no tienen depredadores y crían en exceso”, aunque para él siempre serán unos “gilipollas” a aquellos polémicos personajes que se graban vídeos maltratando un animal. Algo en lo que todos los cazadores coincidimos con él.