Pasar al contenido principal
FUNDACIÓN ARTEMISAN YA ESTÁ TRABAJANDO EN ELLO

Esta es la foto viral de los cráneos de cientos de machos matados por los lobos en Gredos

Esta es la imagen que pone de manifiesto las fatales consecuencias que está teniendo la alta población de lobos en Gredos, donde apenas quedan machos grandes y las administraciones siguen sin hacer nada.
La imagen de los cientos de cráneos de los ejemplares abatidos por los lobos en Gredos. La imagen de los cientos de cráneos de los ejemplares abatidos por los lobos en Gredos.

Cientos de cráneos se apilan en las instalaciones de las casas de la guardería, la totalidad de ellos matados por los lobos en la cara norte de la Reserva Regional de Caza de Gredos. Los propietarios de fincas y gestores de caza están altamente preocupados por la situación de la especie en la Reserva, donde apenas quedan machos grandes porque son el objetivo predilecto de los depredadores. 

 

“Casi no quedan de más de 245 puntos. Se han comido a los viejos”, declaraban desde la Fundación Artemisan, quienes están siguiendo el día a día de la tragedia de los machos montéses de Gredos y ya se encuentran trabajando en el asunto. Una triste realidad que puede dar al traste con toda la gestión realizada en favor de la especie, ya que los lobos eligen siempre a las presas más débiles y fáciles de abatir, habiendo prácticamente acabado con todos los machos viejos. 

 

La pérdida de los ejemplares más longevos se traduce además, en una importantísima pérdida económica para la reserva y a estas alturas, la misma fuente ha concretado que “van cientos de miles de euros en machos”. Desde Artemisan nos han asegurado que llevan mucho tiempo peleando por la gestión del lobo al sur del Duero, más concretamente en la Sierra de Gredos y que a estas alturas “llevamos varias reuniones con la administración y estamos preparando un vídeo que verá la luz en el mes de septiembre”. 

 

Los ánimos son bajos, porque tal y como nos informaban desde Fundación Artemisan, “el consejero de Valladolid nos dijo que no se podía hacer mucho”, ya que se trata de los lobos de Gredos y “el Lobo al sur del Duero está protegido y no tenía muchos argumentos. Si se come el ganado lo puede pelear, pero si un animal salvaje se come a otro no puede hacer mucho”. A pesar de ello desde la Fundación han hecho hincapié en que no desistirán y seguirán trabajando para intentar poner freno a la situación.